Fingió estar muerta y vio cómo mataron a toda su familia

Una adolescente fingió estar muerta para sobrevivir y vio cómo uno de sus tíos mató a tiros toda su familia.

Cassidy Stay tenía 15 años de edad, cuando su tío, Ron Haskell, asesinó a sus cuatro hermanos y a sus padres el 9 de julio de 2014, en su casa ubicada en Spring, Texas, en Estados Unidos.

publicidad
Publicidad

Cuatro años después de la masacre, Cassidy Stay testificó contra su tío en un Tribunal de Texas, donde explicó que su tío “Ronnie” era esposo de su tía Melanie, hermana de su mamá, y que el día de la tragedia, el sujeto llegó a su casa para matarlos a tiros a todos.

Según las investigaciones, después de que Ronnie y Melanie se divorciaron, por abusos físicos y emocionales, el sujeto quiso tomar venganza contra la familia de su exesposa, por lo que mató a seis de los siete integrantes de los Stay.

Katie y Stephen, padres de Cassidy, no estaban en casa cuando el hombre llegó para asesinarlos, sin embargo, el sujeto los esperó y disparó contra todos.

Cassidy recibió un disparo en la cabeza, pero fingió que estaba muerta para lograr salvarse; en esas condiciones, vio cómo su tío mató a sus cuatro hermanos, que tenían entre cuatro y 13 años de edad, y a sus padres.

A lo largo del juicio, Douglas Durham, abogado defensor del tío Ronnie, ha argumentado que su cliente padece esquizofrenia y que cometió el multihomicidio tras escuchar voces en su cabeza. “Este no era un plan racional”.

El juicio contra Ron Haskell podría durar más de dos meses y si es declarado culpable, podría ser sentenciado a cadena perpetua o pena de muerte.

Publicidad