Frutas que no debes dejar de consumir cuando estás a dieta

Cuando escuchamos la palabra dieta, en lo primero que pensamos es en “dejar de comer”, pero esto no está bien, lo que varía son los alimentos que debemos consumir de acuerdo a nuestras necesidades nutricionales.

Muchas disminuimos el consumo de algunas frutas porque tienen mucha azúcar, sin embargo estas pueden ser un perfecto aliado cuando llevamos algún plan alimentario.

Publicidad

Las personas que comen frutas tienden a perder peso y los estudios lo avalan, ya que demuestran que esto se debe a que los grandes comedores de frutas las eligen como postre y sustituyen otros dulces de muchas más calorías.

Es decir, pueden convertirse en compañeras ideales para esos momentos en los que requerimos darnos un respiro o mejorar la estética.

Las frutas son un pack natural de fibra y agua y la recompensa de consumir grandes cantidades de antioxidantes se verán en la piel.

 

Algunas de éstas son:

La manzana es un gran aliado cuando de dietas se trata. Por su alto contenido en fibra es ideal para la digestión y sensación de saciedad.

El mango es una de las frutas más castigadas por su alto contenido en azúcar; sin embargo, cuando estás cuidando la línea y no resistes las ganas de pecar, preferible hacerlo con algo natural que con dulces, pasteles, pan y alimentos freídos en aceite, y aprovechas de agregar vitaminas al cuerpo. .

Las frambuesas, las moras o los arándanos destacan por su alto contenido en fibra y su propiedad de regular los niveles de sodio.

La sandía por su gran contenido de agua, es un alimento muy saciante que nos evitará comer en exceso y además es un diurético magnífico. Más de un 90% de su peso es agua, y además sólo aporta 20 calorías por cada 100 gramos.

La papaya es excelente para acompañar un régimen alimenticio, ya que sus propiedades digestivas neos ayudan a hacer trabajar el intestino y a conseguir un vientre plano.

El pomelo es una fruta excelente para bajar de peso, ya que nos ayuda a evitar la retención de líquidos, depurar el organismo, cuidar el hígado y a disolver la grasa.

El melón al ser una fruta mayormente compuesta por agua, no contiene alto grado calórico. Nutre y tiene un sabor dulce muy rico.

El limón por excelencia es un gran depurativo de la sangre que también nos ayuda a quemar los excesos de grasa de nuestro organismo.

Las uvas son una buena herramienta a nuestro favor ya que las podemos comer de a poco, por lo tanto no tenemos esa sensación de que seguimos con hambre.

La pera es una fruta que contiene dos antioxidantes para perder peso, las catequinas y los flavonoides, los cuales combaten la retención de líquidos y también nos ayudan a eliminar toxinas y grasas de nuestro organismo.