Guerrero pide que Coca-Cola se quede

Se prevé que la empresa reconsidere su decisión de suspender las actividades de su centro de distribución en la capital del estado

La Secretaría de Economía del gobierno de Guerrero está generando los vínculos de comunicación con la empresa Coca-Cola para que reconsidere su decisión de suspender las actividades de su centro de distribución de Chilpancingo por falta de condiciones de seguridad, aseguró Julián López Galeana, director general del Fideicomiso Guerrero Industrial.

Publicidad

El funcionario aceptó que la decisión de la empresa no es una buena noticia para el estado, pero enfatizó que sólo se trata de un centro de distribución de los muchos que hay en la entidad.

“Se ha dicho en algunos medios y en redes sociales que Coca-Cola deja el estado y se va de Guerrero, cosa que desmiento categóricamente”, recalcó.

Aseguró que en Chilpancingo las autoridades de seguridad pública han tomado las riendas de la situación y las cosas ya transcurren con mayor calma.

Sin embargo, recalcó que la crisis social de Ayotzinapa no es un tema fácil y sus consecuencias han afectado al estado más allá de sus fronteras.

“Pero estamos confiados y conscientes de que con diálogo podremos lograr que la empresa reactive sus actividades en Chilpancingo antes del plazo que ellos mismos se dieron para que mantenga las fuentes de empleo que genera en el estado”, dijo.

Aseguró que hechos como el intercambio de dos empleados de Coca-Cola por dos normalistas acusados de saqueo no es una cuestión general ni de todos los días en Guerrero.