Huawei reacciona y comienza a vender portátiles con Linux

Para nadie es un secreto que, a principios de este año, el gobierno de los Estados Unidos impuso una prohibición a Huawei que provocó una guerra comercial entre China y los Estados Unidos. Google prohibió a al fabricante chino usar Android y otros servicios como Play Store, Gmail, y otros en sus dispositivos. Por lo tanto, también es probable que la compañía pierda capacidad de comprar licencias Microsoft para Windows.

Hay algunos informes de que Microsoft también puede prohibir a Huawei el uso del sistema operativo Windows en sus computadoras portátiles. Por lo tanto no se sabe si es definitiva la decisión de la compañía de cambiarlo a una variante china de Linux. Sin embargo, se encontraron terminales con este sistema operativo en la tienda web china de Huawei.

publicidad
Publicidad

Si intentas comprar un Huawei MateBook de VMall , en la tienda oficial de Huawei en China puedes ver que 3 de los últimos modelos están basados ​​en Linux. Estos son MateBook 13, 14 y X Pro, los 3 basados ​​en el sistema operativo Deepin, que es el sistema operativo más cercano a la interfaz MacOS en las distribuciones de Linux. Este, basado en Debian, desarrollada en China y con su propio entorno de escritorio.

Con el objetivo de proporcionar una experiencia de usuario limpia y hermosa, Huawei reafirma su imagen doméstica al elegir un software basado en China . Sin embargo, el hecho de que las nuevas versiones solo estén disponibles en este país es una decepción. Pero es cuestión de tiempo para que los países occidentales disfrutemos de este sistema operativo y hasta superar el uso de Microsoft en computadoras portátiles en un futuro.

Lo que sigue es también un recorte de precios , dada la eliminación de la licencia paga de Windows. Va desde una disminución de 300 yuanes, alrededor de -38 euros, para MateBook 13 y 14 y hasta 600 yuanes menos, alrededor de -76 euros, para MateBook X Pro. Huawei estará interesado en evaluar la respuesta del público, considerando que Linux es un sistema operativo sí apreciable, pero generalmente relegado a un segmento más específico y práctico del sector. Además, no está claro cuándo estas versiones estarán disponibles también en Occidente.

Esto sólo significa que Huawei está tomando medidas lentamente para escapar del asedio de las compañías estadounidenses. Está claro que la compañía china se mantendrá en el camino a pesar de las prohibiciones y esperamos que el gigante chino salga con orgullo de esta difícil situación, contrario a las expectativas.

Publicidad