Impedirán contratar deudas a gobernadores salientes

Alcaldes y gobernadores no podrán adquirir un crédito durante los últimos meses de su gestión

Para evitar que los gobernadores o alcaldes salientes contraten deuda los últimos meses de su gestión, el gobierno federal plantea que tres meses antes de concluir su gestión deberán finiquitar el endeudamiento de corto plazo.

Publicidad

Así lo afirmó el Presidente Enrique Peña Nieto, quien aseguró que esto evitará una tradición de dejar en malas condiciones una Administración.

“Los créditos de liquidez de corto plazo tendrán que ser saldados, al menos, tres meses antes de que concluya la Administración que lo solicite”.

“De esta manera estaremos evitando que cuando un gobierno está a punto de concluir su gestión, adquiera o contrate nuevos empréstitos, contrate deuda que tenga que dejar para el pago, sobre todo de corto plazo, a las Administraciones que vengan hacia delante”, apuntó.

Al presentar la iniciativa de Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los Municipios (LDF), en Palacio Nacional ante diversos gobernadores, Peña Nieto aseguró que esta propuesta garantiza que las autoridades locales se conducirán con principios de responsabilidad hacendaria y asegurarán la sostenibilidad de sus finanzas públicas.

Enumeró los cinco ejes en los que se divide su propuesta, que fue canalizada a la Cámara de Diputados.

Se establece que el endeudamiento no podrá destinarse a servicios personales y sí a fideicomisos para atender eventuales desastres naturales, además de que deberán priorizar la utilización de ingresos excedentes en la amortización de deuda.

Aclaró que este nuevo ordenamiento no prohíbe que los estados eventualmente recurran a la contratación de deuda, pero deberán hacerlo con mayor orden y responsabilidad.

“Por ejemplo, lo créditos podrán contratarse con la institución financiera que ofrezca las mejores condiciones de mercado, además esta contratación requerida de la aprobación de mayoría calificada de la Legislatura estatal, la deuda publica deberá transparentarse y destinarse exclusivamente a inversión pública o a mejorar el perfil crediticio del gobierno solicitado”, aclaró.

Calificó como un tema clave el Registro Único, en el que los estados y municipios deberán transparentar su situación financiera, en caso que ellos no lo hagan, deberá publicarlo la Secretaría de Hacienda.

El titular del Ejecutivo indicó que será necesario que las administraciones cuenten con el aval de la Federación, a través de un convenio que deberá ser aprobado por las dos terceras partes de una Legislatura local, por lo que deberán cumplir ciertas condiciones.

“La importancia de este mecanismo es que permitirá reducir el costo de financiamiento de los Gobierno estatales y municipales, al tiempo que las Administraciones se comprometen a fortalecer su solidez financiera”, aseveró.

Peña Nieto afirmó que su propuesta de legislación representa un paso fundamental a favor de la responsabilidad hacendaria, en todos los órdenes de gobierno.

Recordó que todos los mercados internacionales se ven afectados por la desaceleración de la economía, volatilidad financiera y mayor aversión al riesgo, esto significa, dijo, que los inversionistas sólo apostarán por países que ofrezcan condiciones de certidumbre y confianza.

Y estas medidas a nivel local, consideró, aportan a ese escenario para que México se consolide como una nación responsable en sus finanzas.