Investigan a ex diputado federal del PRI por lavado de dinero en España

Debido a que tiene una cuenta corriente de la Banca Privada de Andorra (BPA) con un saldo de 6 millones de dólares

Óscar Javier Lara Aréchiga, de 65 años, fue diputado del PRI por Sinaloa de 2009 a 2012, además de Secretario de Administración y Finanzas; director regional del Banco del Atlántico; consejero regional del Banco Nacional de Crédito Rural, así como de Nacional Financiera, según consta en su currículo publicado en la página del Congreso.

Publicidad

Hoy, el diario El País, lo pone en la mira, pues figura en una cuenta corriente de la Banca Privada de Andorra (BPA) con un saldo de 6 millones de dólares, según refleja una de las Actas del Comité de Prevención de Blanqueo de capitales de dicha entidad a la que hace mención en un auto judicial la magistrada Canolic Mingorance Cairat, instructora de la investigación sobre el BPA, el banco intervenido en 2015.

Un documento judicial de Canolic Mingorance, al que el diario español tuvo acceso, transcribe una de las actas en la que se expone textualmente «que el titular de tres cuentas numeradas incluye en la cuenta a su hermano que es una persona políticamente expuesta, pues es diputado en el Congreso de la Unión por el Estado de Sinaloa desde el año 2009, Secretario de Administración y Finanzas del Estado de Sinaloa entre 1999 y 2009, miembro del PRI y economista».

Por ello, la jueza remitió una petición de ayuda judicial a México para investigar la posible relación entre el cártel de Sinaloa y el BPA, identificar al citado político e investigar un posible blanqueo de capitales.

«La cuenta presenta un saldo superior a los 6.000.000 USD. Las cuentas se abrieron para realizar operaciones de Back to Back (préstamos paralelos) en México», se lee en la petición.

Al buscar su versión, el ex diputado negó a El País ser la persona que investiga la Justicia de Andorra.

La magistrada explicó que la adquisición de un edificio en la Ciudad de México para ser usado por BPA Serveis fue lo que llevó a analizar las Actas del Comité de Prevención de Blanqueo de Capitales donde se encontró la pista del político del PRI.

El auto de la juez andorrana describe como «tremendamente agresiva» en Latinoamérica la política comercial de BPA y añade que México fue inicialmente una plaza fuerte para le entidad, «hasta el punto de adquirir un edificio en la capital federal para establecer la sede social que abruptamente decide desmontar toda la estructura y abandonar el país.