Juguetes sexuales para enamorados

Originales y divertidos, también pueden renovar la vida amorosa de la pareja. El Día del amor es un buen momento para regalar y compartir juguetes sexuales

El 14 de febrero es sinónimo de pasión, aventura y disfrute amoroso ¿qué mejor fecha para darle un toque novedoso al romance o explorar nuevos caminos placenteros?.

Publicidad

De hecho San Valentín es, junto con la Navidad y los meses previos al verano, uno de los periodos del año en que más aumentan las ventas de ?sex toys?, explica a Efe, Anne-Charlotte Desruelle, fundadora de la firma francesa Soft Paris (www.softparis.com) , que ha diseñado una exclusiva serie de accesorios y juguetes íntimos.

Desruelle es una abogada especializada en finanzas internacionales, que ha creado una empresa europea  dedicada a los denominados ?acsexorios? y ?sex toys?.

Para vencer los pudores y la timidez

Consultada sobre las ventajas  de estos juguetes para la intimidad amorosa,  Desruelle  señala que, a nivel individual, su uso permite “conocerse y conocer mejor el propio cuerpo, lo cual es importante porque, ¿cómo podemos enseñar a nuestra pareja lo que nos gusta si nosotras tampoco lo sabemos?”.

“Antes de seducir, una mujer tiene que autoseducirse conociéndose ella misma. Nuestros cuerpos cambian constantemente y los juguetes nos permiten descubrirnos y redescubrirnos. Para que nuestra pareja pueda satisfacernos necesitamos investigar nuestros propios cuerpos y descubrir qué es lo que más nos apetece, de esa manera podremos guiarle mejor”, señala la directora de la empresa francesa.

“Un juguete sexual puede ayudar a la mujer después de dar a luz, tras una episiotomía -incisión quirúrgica con el objetivo de ampliar el canal “blando” para abreviar el parto-, porque  se reapropia de su cuerpo, restaura su autoconfianza y controla a la perfección sus movimientos y sensaciones para, de esa manera, poder volver a tener una relación satisfactoria con su pareja”, ejemplifica la experta.

En cuanto al placer compartido, Desruelle indica que “muchas parejas deciden utilizar juguetes sexuales durante sus relaciones para experimentar, jugar, reír y pasarlo bien al mismo tiempo, lo cual contribuye a que sus relaciones íntimas sean mucho más duraderas”.

Pero la experta quiere dejar claro que “los juguetes no sustituyen a la otra persona, pero permiten a ambos llegar al clímax al mismo tiempo”, añade.

Para vencer los pudores, timidez o reticencias a la hora de adquirir y disfrutar de estos utensilios, la francesa aconseja informarse ya que, “gracias a la información, muchos de los tabúes que antes estaban enlazados con el universo de la sensualidad y la sexualidad han sido eliminados”.

“Si una mujer siente curiosidad pero es tímida o tiene reticencias, debe entender que es perfectamente normal usar juguetes en la intimidad, y que tiene todo el derecho de obtener placer a solas y, en este sentido, los utensilios realmente funcionan”, explica.

Según Desruelle hay varios productos que pueden servir como fase de transición para las principiantes y son más ligeros, con relieves suaves, que son más bien para masajear el cuerpo.

Aunque “las mujeres deben tranquilizarse sobre el hecho de que un juguete erótico no es obligatorio porque pueden ser satisfechas íntimamente sin ellos”, advierte.

Claves para usar juguetes sexuales en pareja

Si deseamos sorprender a nuestra pareja regalándole un juguete sexual, ¿qué debemos tener en cuenta al elegirlo?.

“Jugar es la palabra clave para San Valentín. Es el momento oportuno para regalar un  juego que necesite a los dos enamorados para poder utilizarlo aumentando así la complicidad de la pareja”, responde.

Según Desruelle hay “otras posibilidades como lubricantes y aceites de masajes con gustos, que permiten jugar con los sentidos y también la clásica lencería sexy y elegante, que hace sentir hermosa a cualquier tipo de mujer, independientemente de su edad, forma del cuerpo o talla”.