La carrera del petróleo

Véritas Liberabit Vos

El año 2016 nos enfrentó con una inquietante baja al precio del barril del petróleo que oscila actualmente entre los 20 y 28 dólares por unidad, cuestión por demás preocupante al conocerse la noticia dada el pasado día 16 de enero, cuando el Organismo Internacional de Energía Atómica certificó que Irán había cumplido con todos los compromisos adquiridos ante esta instancia mundial, para detener su avance y programa nuclear, y por lo tanto al desaparecer estas sanciones generó la anuencia para que sin ninguna restricción pueda comercializar sus productos petroleros otrora detenidos desde la creación de la República Islámica con el Ayatola Jomeinni y la crisis de los rehenes de la embajada norteamericana en dicho país.

Publicidad

Los resultados diplomáticos entre la Casa Blanca y el Presidente iraní Hasán Rouhandí que dieron como resultado esta trascendente resolución, vuelve a colocar en el candelero a este país del Asia Oriental ubicado en el Oriente Próximo con un territorio que ocupa la posición dieciocho en extensión territorial y la cuarta como poseedora de reserva de hidrocarburos añadiendo a esta categoría el primer lugar en la reserva de gas, dándole así a este país la categoría de superpotencia energética compitiendo de manera frontal con su acérrimo rival Arabia Saudita.

Irán es el resultado milenario de lo que antiguamente fue Persia, conocida por sus historias y leyendas tan llenas de cultura y de sueños como los de las mil y una noches envueltos en el suave toque de sedas y tul, así como las aromáticas esencias unidas a los tapetes y jarrones multicolores, famosa por sus Reyes conquistadores como Ciro y Darío, así como al resguardo de la tradición musulmana que desde el año de 651 al ser conquistada por los seguidores de Mahoma fue fiel a las creencias de Corán.

Su ubicación geográfica junto a Arabia Saudita, Israel, Jordania, Líbano, Siria e Irak convierte al Oriente próximo en un centro que es cuna de múltiples culturas, civilizaciones, ciencia, política y religión, no es casualidad que ahí se generaron las tres religiones más grandes del mundo como son La Católica, la judía y la musulmana, poseedora de lugares santos y tierra donde la historia del hombre se detuvo por ser la cuna y testigo de la Pasión de Nuestro Redentor.

Igualmente esta región ha sido milenariamente castigada por guerras, invasiones, auge y caída de grandes imperios y sobre todo objeto de intereses de políticas externas que han visto la importancia geopolítica de esta región que concentra según las estadísticas el 62 por ciento de las reservas mundiales de petróleo, razón por demás necesaria para entender en la actualidad la importancia que refleja para las superpotencias la relación y dominio sobre esta porción del mundo.

Irán ocupaba en antaño el segundo lugar en producción de crudo de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEO) su economía era boyante hasta la caída del régimen monárquico del Sha Mohammed Reza Pahlevi afín a los intereses norteamericanos que desapareció con la entrada del Ayatola Ruhola Jomeinni en 1979 como resultado de la revolución popular que derrocara al Sha, implantara la República Islámica de Irán y entrara en franco conflicto con los Estados Unidos al generar la ya conocida crisis de los rehenes, cuando un grupo de seguidores fundamentalistas tomó la embajada de EEUU y mantuvo cautivos a 52 norteamericanos por 444 días, provocando así la ruptura total de relaciones y la consiguiente sanción sobre sus reservas petroleras al ser considerada una nación proclive al desarrollo de armas nucleares con fines bélicos, esta situación comentada fue llevada al cine en la película Argo ganadora del Oscar en 2012.

36 años después de la ruptura de relaciones, viene este fallo diplomático que según los expertos hará caer aún más el precio del petróleo ya que de acuerdo a lo estimado, la participación de Irán introducirá al mercado más de 600 mil barriles de petróleo diarios a una oferta donde se compite con países ajenos a la OPEP que tienen muy diferentes costos de operación que los manejados por estos países.

En sí tal vez sea el momento más inoportuno a nivel mercado para haber tomado esta decisión tan inesperada, sin embargo recordemos los enormes intereses de compañías de extracción que ven esta decisión como una oportunidad de oro para incrementar sus acciones.

El panorama se ve difícil en estos primeros dos meses del año y las disputas por el oro negro en la oferta y la demanda estarán a la orden del día, falta ver cuál será la respuesta y la posición de Arabia Saudita acérrimo rival de Irán y segundo país de mayor producción petrolera mundial.