La escuela al centro

Véritas Liberabit Vos

Con este nombre se ha titulado a la primera de las siete prioridades para la implementación de la Reforma Educativa que el Secretario de Educación Maestro Aurelio Nuño Mayer enarbola como base principal y necesaria para emprender una transformación fundamental en el Sistema Educativo de nuestro país logrando así que los niños, niñas y jóvenes tengan una Educación de Calidad, tal como ha sido asentado en el artículo tercero constitucional.

Publicidad

En días pasados y tal como lo externo a finales del 2015 al presentar las siete Prioridades de política en que se concentrará la gestión de la Secretaría, tocó el turno al primer punto que tiene que ver con el fortalecimiento de las Escuelas y este se ha llamado “La Escuela al Centro”, prioridad que tiene como objetivo fundamental mejorar la organización de las escuelas para llevar la Reforma a las aulas, principal escenario del proceso enseñanza aprendizaje.

El Secretario Nuño, ha definido a la Escuela como el corazón del sistema educativo, y por lo tanto situarla al centro, es hacer un llamado estructural para concentrar todos los esfuerzos de cada sector involucrado como lo es el gobierno y la sociedad con la intención de poder brindarle  las herramientas y la flexibilidad que sea necesaria para lograr este principal objetivo.

Interesante propuesta y sobre todo basada en una realidad y una necesidad fundamental ya que es en la Escuela y más específicamente en el salón de clase donde la mayor parte de la praxis educativa queda manifestada junto a las experiencias cognitivas, axiológicas y de interacción del educando con el docente, es  el espacio propicio para el aprendizaje significativo y formal.

En la búsqueda de una Educación de calidad bajo esta premisa, establece para ello seis líneas de acción muy concretas que se van concatenando en un orden definido para llevar al plantel a un estrato de fundamental importancia y blindarla de una manera en que cada uno de los agentes involucrados en su desarrollo queden debidamente fortalecidos.

Para ello busca primeo que la organización de la escuela sea menos burocrática, darle más atención al Director en sus tareas rectoras educativas y delegar en un subdirector académico y un subdirector de gestión todas aquellas actividades que no dejan de ser importantes pero que hacen dividir esfuerzos y por lo tanto no centrar las baterías en la esencia de la Educación,

Se buscara considerar un mayor presupuesto para los planteles fomentando la autonomía de gestión de acuerdo a su matrícula y nivel de rezago, así el director junto a sus maestros y padres de familia podrán establecer las líneas de acción que crean prioritarias en función de las necesidades específicas del alumnado y de la región, esta acción ha sido ya fortalecida con el Programa Federal conocido como Escuelas al 100.

Sabiendo que los Consejos Técnicos Escolares y los Consejos de Escolares de Participación Social son puntales fundamentales para la planeación, seguimiento y toma de decisiones dentro del plantel serán fortalecidos, el primero dando mayor flexibilidad para organizar las tareas incluso dando la opción a que los directores puedan establecer el día de su reunión mensual, referente a los segundos los padres de familia tendrán más instrumentos para exigir transparencia y rendición de cuentas validando así de manera más efectiva el ejercicio de la autogestión en un marco más claro y definido.

Innovador concepto son los puntos cinco y seis de esta acción los cuales tienen que ver con el mejor uso del tiempo de clase y el aprovechamiento del periodo veraniego de receso escolar, en el quinto punto se da la opción que cada comunidad escolar pueda optar por diversas formas de organizar su calendario sin menoscabo de lo que dicta la normalidad mínima, cumpliendo con el número de horas establecido ya sea en 200 días o en 185 con jornadas más largas, y en el caso del punto seis, las vacaciones de verano o receso escolar podrán ser un motivo importante de reforzamiento académico en un marco de convivencia, deporte y cultura donde los padres de familia podrán tener la opción que sus hijos sean regularizados en sus aprendizajes dentro de un marco de equidad y plena convivencia.

Estos son los puntos que contiene la primera de siete estrategias que la Secretaría de Educación ha establecido como parte fundamental para emprender una transformación del sistema educativo, donde la meta será siempre trabajar por la calidad de la Educación de nuestros niños. Loable y plausible acción, de la cual ya se ha dado un paso importante pero que para lograrse será necesario del trabajo de todos los sectores como lo son Escuela, Padres de familia, y Sociedad en General para impulsar hacia estadios más altos esa gran meta y responsabilidad que es trabajar día a día por la Educación de nuestro país.