La lactancia materna ayuda a los bebés a tener mayor éxito social: Estudio

De acuerdo con un estudio, la lactancia materna aumenta la posibilidad que el bebé ascienda en la escala social y estimula el desarrollo del cerebro

Los beneficios que la lactancia materna aporta a la salud física y emocional, tanto de la madre como del bebé, han sido ampliamente demostrados. Sin embrago, al parecer ésta también podría tener beneficios mentales e incluso sociales para el bebé, de acuerdo con un nuevo estudio publicado en la revista Archives of Desease in Childhood, los bebés que son amamantados con leche materna tienen una mayor probabilidad de ascender en la escala social que los que no, debido a que la leche materna estimula el desarrollo del cerebro, aumenta el intelecto y reduce el estrés.

publicidad
Publicidad

Para llegar a esta conclusión, los científicos analizaron los cambios en la clase social de dos grupos de personas, uno nacido en el año 1958 (17.419 personas) y otro en 1970 (16.771 personas). Los investigadores preguntaron a las madres de los niños, cuando estos tenían entre 5 y 7 años, si les habían dado el pecho, y luego compararon la clase social de los niños cuando tenían entre 10 y 11 años con su clase social en la edad adulta, alrededor de los 33 o 34 años. La clase social se clasificó en una escala de cuatro puntos, desde no calificados/manual hasta semi-calificada de profesional/empresarial.

De esta forma se concluyó que los niños que habían sido amamantados tuvieron muchas más posibilidades de haber subido en la escala social que los que no habían sido amamantados. El llamado efecto “lactancia” ha demostrado ser una práctica que aumenta las posibilidades de movilidad ascendente en un 24 por ciento y reduce las probabilidades de movilidad descendente en un 20 por ciento para ambos grupos.

La lactancia materna aporta beneficios a la salud de una amplia gama a largo plazo y las ventajas persisten en la edad adulta, dicen los autores. Los investigadores no han podido determinar con precisión qué ofrece mayor beneficio para el niño: los nutrientes que se encuentran en la leche materna o el contacto piel con piel durante la lactancia. “Tal vez la combinación de contacto físico y los nutrientes más adecuados necesarios para el crecimiento y desarrollo del cerebro está implicados en la mejora neurocognitiva y los resultados de adulto de los niños alimentados con leche materna”, concluyen.

Publicidad