La nación en proyecto de renovación

La verdad… sea dicha

Qué tal, amigo lector; hoy es martes 31 de julio, Día de San Ignacio. Segundo día de esta semana en la que mañana entra el mes de agosto. Así, el año se nos está yendo rapidito, en 4 meses y medio estaremos cantando los villancicos navideños, preparándonos para recibir el nuevo año que en verdad está resultando esperanzador con la próxima llegada del gobierno republicano de don Andrés Manuel López Obrador, el presidente electo de los mexicanos, quien no ha quitado el dedo del renglón en eso de acabar con la corrupción y los abusos de poder. La verdad es que mucha gente pensaba que una vez ganando el Peje, éste se olvidaría de poner orden en el gobierno; pues resultó que no. Por ejemplo; hace días pusieron a temblar a los nuevos diputados y senadores cuando don Andrés anunció que buscará bajarles el abultado sueldo, una medida de austeridad que también será empleada en funcionarios de alto nivel. Y para que vean que el asunto va muy en serio, el presidente electo aseguró que él se bajará su salario. Qué estarán pensando los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y los del INE que ganan una millonada cada mes, que viven en el limbo de la nación mexicana, no les será nada agradable el aceptar que les recortarán el salario a la mitad.

publicidad
Publicidad

Oiga, pero lo que no he escuchado es que Andrés Manuel López Obrador haya mencionado que someterá a juicio a los corruptos que han saqueado al país, porque eso de “viva el amor y la paz” está muy bien, pero hay malandrines a los que no se les puede dejar en libertad para que sigan haciendo fechorías, hay sinvergüenzas que de ninguna manera se les debe permitir escapar con el dinero de los mexicanos; todo el esperanzador proyecto de renovación nacional en el que la ciudadanía está empezando a creer se puede venir abajo si López Obrador no pone mano dura y ordena aplicar la ley como se debe en casos de corrupción. Ya ve usted lo que está ocurriendo en algunos estados de la República, donde los nuevos gobernantes que llegaron con la bandera de la justicia y el apoyo al pueblo, no han hecho nada para poner demandas en contra de los corruptos, han presentado eventos mediáticos, sacadas de lengua, acusaciones de banqueta y nadamás, los del Poder Ejecutivo en los estados se han dedicado a ver los toros desde la barrera; como siempre ocurre, los compromisos personales y los enredos políticos entre los que llegan y los que se van imposibilita la aplicación de la justicia; por eso siempre he dicho que en eso de la corrupción y los abusos de poder “tanto peca el que mata la vaca como el que le agarra la pata”.

LAS LUCES DE TEPIC

En las colonias de la capital nayarita tienen un problema con las luminarias, se prenden de día y se apagan de noche, y otras nunca se prenden, algo que tiene muy preocupada a la gente, pues los rateros no descansan y aprovechan las tinieblas para hacer de las suyas mientras en el Ayuntamiento de Tepic se la pasan de reunión en reunión tratando de componer el mundo sin arreglar nada. Ya de los baches ni hablamos, muchos ciudadanos quieren hacer cola en la tesorería municipal a ver si les pagan las llantas de sus autos que han sido destruidas por las pésimas calles que tenemos. Ahora la preocupación es que con estas lluvias que tapan las alcantarillas en mal estado, pudiera darse el caso de que algún parroquiano cayera en alguna de estas fosas y se lastimara de forma severa. En fin, así las cosas en la ciudad de Nervo.

EL REFLEJO DE NUESTRO ANALFABETISMO

Qué allá en Veracruz un tráiler cargado de libros se volcó, y curiosamente nadie llegó para robarse nada. A nadie le interesó el cargamento que iba dirigido a una bodega de la Secretaría de Educación Pública. Aunque esto de la rapiña es un acto indebido, y no se debe festejar, la verdad es que hubiera sido bueno saber que algunos ciudadanos mostraron interés por hacerse de algunos libros para incrementar su conocimiento, cosa que evidentemente no ocurrió. Ah, pero no hubieran sido cajas de cerveza o refrescos porque el desfile de atracadores hubiera sido inmenso.

VAYA FAMITA

Como es la vida, siempre se ha dicho que los mexicanos tenemos muchos problemas para acatar los compromisos laborales y la puntualidad; que un buen porcentaje de ciudadanos siempre estamos buscando la manera de no ir a trabajar, que hay empresas en este país donde realmente sufren por el ausentismo de sus incumplidos empleados, tal vez haya razón; pero también hay casos excepcionales de plena responsabilidad. Mire usted, mi padre que en paz descanse, fue un hombre muy comprometido con su trabajo, jamás faltó a impartir clases en la escuela secundaria donde laboraba, durante más de treinta años nunca llegó tarde, y era de los que acudía gustoso a cumplir con su deber. Claro, dicen que este hábito del cumplimiento es algo que se forja desde la niñez. Pero, ciertamente, en honor a la verdad esta famita de marrulleros laborales la tenemos muy bien ganada los mexicanos. Ahí tiene por ejemplo el tema de la puntualidad, otro de nuestros arraigados errorcitos que parece ser parte inherente de la generalidad mexicana; esta irresponsabilidad se da lo mismo en un evento oficial, que en una reunión particular, o en un compromiso social, causando el atraso del inicio formal en la celebración programada, algo a lo que todo mundo estamos acostumbrados; “citaron a las diez, pero ya sabemos que empieza a las once, si bien nos va” comenta la gente por ahí. Así de sencillo pretextamos la impuntualidad, que irónicamente aderezamos con el clásico “tardecito, pero sin sueño” excusando a quienes nos han hecho esperar. En otra columna le contaré de nuestras virtudes que son muchas, para que luego no se diga que sólo ventilamos lo malo de nuestra identidad como mexicanos.

EL GAS POR LAS NUBES

Mientras son peras o manzanas con el nuevo gobierno que pronto entrará en nuestra Nación, la verdad es que para rabietas no gana uno con esto de lo caro que está todo, y el valemadrismo de una gavilla de sinvergüenzas que por fortuna ya se van; lo digo porque esta administración federal puras desgracias le trajo al pueblo mexicano, empezando por la magra situación económica; ah, pero eso sí, por ejemplo, la administración del Presidente Nieto ha sido la que más ha gastado de todas las administraciones recientes que han llegado para gobernar México, y también es la que dejará endeudado al país de manera increíble. Pero, volviendo al tema de lo encarecido;  este pasado sábado me quería infartar de la congoja, el cilindro de gas doméstico está en 576 pesos, qué le vamos hacer, tuve que apechugar el gasto. Qué barbaridad. Hay gente que necesita dejar de comer una semana para pagar su gas. Hasta pronto. Para comentarios mi correo robleslaopinion@hotmail.com

Publicidad