“La sensibilidad de Monserratt Peña beneficiará a los grupos vulnerables”

Todo buen presidente tiene una gran mujer a su lado, escuchamos decir a un grupo de señoras y señores de la tercera edad de Mezcales “Los Mejores Años de Mi Vida”, luego de que el Presidente Municipal José Gómez les diera una noticia que hasta esos momentos nadie esperaba, ni siquiera la prensa que atestiguó este importante encuentro.

Habremos de recordar que el 16 de febrero, bajo gestión también del presidente municipal, un grupo de especialistas, de los más reconocidos en el vecino país del norte, se trasladaron hasta Bahía de Banderas para, a través del Club de Leones Internacional, así como la Fundación Starkey, instalar aparatos auxiliares auditivos a niños de escasos recursos que nacieron sin el sentido del oído.

publicidad
Publicidad

Fue tal la emoción de la presidenta del DIF Monserratt Peña en esa ocasión, que no logró contener el llanto, viéndose imposibilitada de terminar con su mensaje ante un público conmovido por la sensibilidad mostrada de la presidenta del DIF.

Y es que la señora Monserratt Peña siente los problemas de las personas más vulnerables a quienes escucha y se compromete a apoyar todos los días, “gracias por todo tu apoyo José, me has enseñado a trabajar por todas las familias de Bahía de Banderas”, le reconoció a su esposo este martes por la tarde en el Club de la Tercera Edad “Los Mejores Años de Mi Vida”.

Aquí, la primera dama del municipio también se conmovió profundamente ante la sorpresa que su esposo les dio a las personas de la tercera edad y la forma en que ellos tomaron las cosas, cuando les anunció el inicio de la construcción de su propio club, de su propia casa, derramando lágrimas de alegría y contagiando a todos los presentes, incluyendo a varios reporteros que discretamente limpiaban sus propias lágrimas.

Es por esta razón, advierten los comentarios de las personas, que la sensibilidad de la presidenta del DIF Monserratt Peña permitirá una mayor y más pronta atención a todos los grupos vulnerables del municipio, quienes saben que en el DIF son escuchados y atendidos.

Publicidad