Liberan al último «levantado» del Mar & Sea

La Fiscalía del Estado de Sinaloa no informó en donde fue liberado, ni las condiciones en las que estaba

La última persona que se mantenía privada de la libertad en el caso Mar & Sea fue liberada este jueves, confirmaron fuentes de la Fiscalía General de Justicia del Estado. De la víctima únicamente se informó que se llama Miguel. La dependencia estatal no informó en dónde fue liberado ni las condiciones en las que estaba, solo se dijo fue que era la única víctima de diez de la que se tenía denuncia por parte de la familia, pero ya no quieren seguir con este procedimiento.

publicidad
Publicidad

Hasta el momento ningún otro que fue «levantado» se ha acercado a la Fiscalía, y han argumentado sentir temor de hablar del tema. Se dijo que las víctimas fueron liberadas poco a poco, la mayoría el pasado lunes, pero no se dijo en qué lugares ocurrieron las liberaciones y en dónde las tuvieron cautivas.

CONTRAVERSIÓN

El «levantón» de la madrugada del lunes en el restaurante Mar & Sea, ubicado en el Desarrollo Urbano Tres Ríos, ha trascendido más allá de Sinaloa. Medios nacionales han tomado la noticia, pero ahora surge un nuevo escenario. El miércoles por la noche, Televisa dio a conocer mayores detalles sin que hasta el momento haya sido confirmada información por parte de la Fiscalía General del Estado.

Denise Maerker en su noticiero nocturno resaltó que la versión a la que tuvieron acceso se contrapone a la versión de la Fiscalía Estatal, ya que resultó un ataque directo sobre unas personas que convivían en grupo y que al parecer eran de Jalisco, mientras que la Fiscalía comentó que se trataba del secuestro de personas al azar.

Según sus informes, Televisa narró que un comando ingresó al sitio y se fue directamente sobre unos clientes, los cuales podrían ser de Jalisco y Culiacán. En el reportaje se menciona que quien llegó al lugar era una especie de comando que empezó a rodear a unos clientes que al parecer venían de Jalisco para después llevárselos. Haciendo énfasis en que ya los tenían bien ubicados, iban sobre esas personas, y pidieron a los trabajadores que se mantuvieran quietos, causando momentos de angustia porque no sabían qué estaba pasando. Todos los sujetos andaban armados, mencionan.

 

 

Publicidad