¡Lleva lo necesario! Las consecuencias de cargar bolsos pesados

A la mayoría de las mujeres nos gusta estar prevenidas para cualquier ocasión y un ejemplo de ello, son todos los productos que cargamos en nuestras bolsas, aunque jamás los hayamos utilizado.

Entre libros, maquillajes, accesorios y muchas cosas más, terminamos cargando carteras pesadísimas, que, en lugar de solucionarnos la vida dañan nuestra salud. Por ello, te dejamos a continuación, algunas de las consecuencias de querer llevarlo todo.

Publicidad

Desviaciones de columna

Si utilizas una bolsa que sólo cuelga de un hombro, el peso no estará distribuido. Recaerá sólo en un costado de tu cuerpo y esto poco a poco, ocasionará desviaciones en tu columna. Lo peor es que para intentar equilibrar el peso, la mayoría doblamos la espalda y así tenemos un daño doble a nuestra estructura ósea.

Fatiga

¿No has llegado al trabajo y ya te sientes súper cansada?, la razón puede estar en la bolsa que cargas todos los días. Aunque no lo sintamos, diariamente recorremos grandes distancias, al igual que subimos y bajamos escaleras. Ahora imagina que si cada actividad la realizamos con un peso extra es como si todo el tiempo estuviéramos cargando una pesa sobre nuestros hombros.

Sobrecarga en las articulaciones

En las clavículas tenemos una articulación llamada acromioclavicular y cada que recargamos peso sobre ella los nervios que vienen del brazo hacia el cuello se “aplastan” y podemos sentir cansancio, dolor y calambres.

¿Cómo lo podemos evitar?

Primero lo primero. Revisa tu bolsa y checa qué es lo que utilizas todos los días y lo que no. No es necesario que te deshagas de todo lo que guardas en su interior, el punto es aprender a “viajar ligeras”.

Otra cosa que podemos hacer, es cambiar nuestra bolsa por una mochila. Si no te animas porque sus diseños, no siempre son tan cool o tan formales, puedes encontrar varias en Internet con las que puedes lucir tan sofisticada como con una bolsa al hombro.

Pero si de plano no puedes separarte de tu bolsa, te recomendamos cambiarla de brazo cada 15 minutos, así evitarás sobrecargar sólo un lado de tu cuerpo.

 

5 tips para comprar una buena bolsa

Tu bolsa es tu sello… indicador de tu personalidad, un accesorio que habla de ti, de tus gustos, de tu forma de andar por la vida.

Si ya es hora de cambiar a tu compañera actual por una bolsa nueva te invitamos a leer estos tips para que tu inversión sea muy inteligente y salgas con la bolsa más adecuada a tus necesidades, a tu estilo de vida y a tu personalidad.

 

  1. ¿Para qué la vas a usar?

 

Hay chicas que tienen una bolsa para todos los días y hay chicas que cambian de bolsa todos los días. Dependiendo del uso que le vayas a dar piensa en el estilo, la forma, el tamaño, el color…

Si vas a comprar una bolsa para ir al trabajo te recomendamos pensar mucho en la comodidad y en el tamaño, si es una bolsa para ocasiones especiales déjate llevar por las tendencias y sorpréndete con una bolsa de un color inesperado.

 

  1. Colores básicos

Una bolsa negra es básica… Combina prácticamente con todo y la puedes usar en cualquier ocasión, pero… también se vale intentar colores clásicos que no necesariamente son negros.

Puedes optar por una bolsa marrón que también tiene muchas combinaciones, o una bolsa negra, azul marino, mostaza, vino, roja… Imprime tu personalidad en el color asegurándote de que puedas combinarla con más de 80% de tu clóset.

 

  1. Revisa los detalles

Algo súper importante a la hora de comprar tu bolsa es que revises desde las costuras hasta los cierres. Asegúrate de que todos los hilos estén en su lugar, de que los broches abran y cierren correctamente, de que los zippers se deslicen sin problema y de que las asas estén bien sujetas al cuerpo de la bolsa.

 

  1. Correas o asas

Dependiendo de para qué vas a utilizar tu bolsa deberás pensar en la forma más cómoda, si necesitas que tenga asas grandes para cargarla al brazo o si necesitas que tenga una correa larga para cargarla al hombro. También puedes considerar las bolsas cruzadas si eres una chica que camina mucho o un clotch si no necesitas cargarla todo el día.

 

  1. Marcas

Una buena bolsa debe soportar la prueba del tiempo y no verse “de la temporada pasada”. Lograr esto es muy simple: aléjate de los logos. Es más importante tener una bolsa bonita y de buena calidad sin marcas conocidas que un clon o una réplica. Hay muchas marcas de bolsas de buenísima calidad que ofrecen diseños súper innovadores y en tendencia, búscalas y prefiere invertir en una bolsa sin logos conocidos pero que refleje tu personalidad.