Lo que se trata es de vender

Una caminata alrededor de los hospitales bastó para darse cuenta de los muchos comercios que están alrededor y que buscan satisfacer las necesidades de los pacientes, los familiares de ellos o los trabajadores de salud.

Negocios que ofrecen productos y servicios que normalmente se ofrecen por separado, pero por estar cerca de un hospital, bien vale la pena ofrecerlos juntos… aunque eso signifique vender copias y ataúdes…

Publicidad

Sobresalen laboratorios y consultorios médicos –por si en el hospital público no le atienden bien–; Estéticas –dicen algunos que antes muertos que sencillos–; Copias las 24 horas –si no lleva sus papeles en algunos hospitales no le atienden–; Equipo médico y material de curación –por si acaso en el hospital no hay, ya sabe dónde comprarlo–; Cocina económica, desayunos y comidas, tortas y hamburguesas –para aguantar el hambre en las largas horas de espera–; Estacionamiento privado –no le vayan a robar su coche–; Papelería con ferretería –por si se ofrece además de una libreta comprar unos tornillos, más vale estar preparado–; Y aparatos ortopédicos –nunca está de más–.

Son estos negocios los que abundan alrededor de los hospitales, aprovechándose -y no está mal-, de la necesidad de quienes acuden a estos centros de salud, pues en cualquier negocio lo que se trata es de vender, y de obtener ganancias por encima de lo invertido.

La siguiente vez que pase por un hospital, preste atención, quizás hasta se le ocurra poner su propia idea de negocio, al fin y al cabo, todo está permitido.