Los cambios de nomenclaturas en plazas, calles, y edificios de Tepic

Bernardo Macías Mora

En razón al 145 aniversario del natalicio del poeta tepicense Amado Nervo, cumplidos  este 27 de agosto, podemos iniciar por decir que el nombre del célebre escritor aparece como un homenaje de los nayaritas actualmente en escuelas, mercados, poblados y calles de Tepic y de toda la entidad. 

publicidad
Publicidad

Puede asegurarse que es el nayarita más nombrado en el país, y con mayor razón es el nayarita más reconocido  en el mundo.

Un portal en el centro histórico colonial de Zamora, Michoacán lleva su nombre  e innumerables calles, plazas e instituciones también llevan el nombre de Amado Nervo en cientos de ciudades de nuestro país, y aún en España, Uruguay, Nicaragua, y Argentina, por decir algunos de los países en donde nuestro poeta fue y ha sido muy popular.

En Monterrey, Nuevo León, encontramos un Hotel Amado Nervo. En ciudades como Córdoba, Zaragoza y Madrid, en España, hay calles, plazas o avenidas con el nombre de Amado Nervo.

Aquí en Tepic, no se tuvo calle Amado Nervo, hasta una remodelación a finales de la década del cuarenta, que removió el monumento a Benito Juárez que estaba por la calle México entre la calle Zaragoza y la entonces calle Juárez, hoy Amado Nervo. La México se despejó hasta el río Mololoa, pues antes esa vía topaba en la calle Bravo con los mesones.

Es menester decir  que desde 1920, a un año de su muerte, aquí en Tepic, le habían nombrado “Amado Nervo” a un Teatro en Veracruz e Hidalgo y por la misma época también se le renombró “Escuela Amado Nervo” a un instituto escolar, entonces para niñas, que desde aquellos tiempos se ubica en León y Lerdo.

La colonia Amado Nervo, viene después de alrededor de 1950 tras de la primera expansión de esta ciudad atravesando el río Mololoa, y el Fraccionamiento Amado Nervo es más reciente. La Ciudad de la Cultura “Amado Nervo” data de un decreto de 1967. El ejido Amado Nervo se llamó El Conde hasta la segunda mitad del siglo pasado.

Y así las cosas, sería interminable enumerar los homenajes a Nervo con su nombre, tanto en Tepic, en Nayarit, en México y el mundo, porque hay que recordar también sus monumentos en Madrid, Montevideo y Buenos Aires.

En uno de los buscadores de internet más populares, el nombre de Amado Nervo aparece con 554 mil menciones. Una locura.

Calle Amado Nervo

Pues ya vimos que la calle Amado Nervo de hoy llevó el nombre de Benito Juárez anteriormente. Luego, por espacio de unos diez años, despareció la calle Juárez porque a la actual avenida “Juárez” se le había ampliado y remodelado con el nombre y el busto a don Álvaro Obregón. De manera que de calle Mina oriente, cambió a “Obregón” y desde 1957 aproximadamente, ya la tenemos como avenida “Juárez”.

La calle Emiliano Zapata llevó el nombre de calle Iturbide. No sé cuándo cambió de nombre pero lo que sí recuerdo es que por años, hablo de 1965, días de mi infancia, duró una placa con el nombre de “Calle de Iturbide” en lo que hoy es el Museo Regional, en el muro lateral del edificio por la calle Zapata.

La antigua calle Mazatlán ahora es la avenida Prisciliano Sánchez, que fue ampliada en los sesenta.

Por mucho tiempo, la actual calle de Mazatlán, (de Allende a Insurgentes), llevó el nombre de calle “Carnaval”.

Algunos tramos de la Avenida Insurgentes poniente, creada en 1950, eran la “Calle Herrera”.

Ya en tiempos actualizados, la calle Ures cambió oficialmente a calle Padre Mejía y la calle Miñón cambió a calle Antonio Rivas Mercado, aunque los vecinos más tradicionalistas seguimos nombrándolas como antes. En Ures y Guerrero, el propietario de una casa en esa esquina se negó a que le quitaran la placa de la Calle Ures y ahí la conserva a la vista del transeúnte.

En cuanto a plazas y jardines

Por fortuna, todavía viven personas que le nombran Jardín Azcona al parque de la madre o Jardín Sanromán a la plaza bicentenario. Al edificio que se ubica en México y Lerdo aún hay quienes le dicen: “la presidencia”, porque hasta 1949 fue la sede de la alcaldía. Hoy es hotel. El palacio de gobierno anteriormente había sido la penitenciaría de Tepic y aún se escucha que ahí estaba “la cárcel”. La actual sede de la presidencia de Tepic era el Teatro Lírico. La Plaza Principal fue la Plaza de Armas, y algunos todavía la conocen como “el cuadro”.

De los lugares que más han cambiado de nombre es el actual parque Juan Escutia, que de principio fue Parque Reforma, luego Parque Porfirio Díaz, más tarde Parque Aquiles Serdán, y desde mediados del siglo pasado, parque Juan Escutia.  La Alameda, desde hace 200 años o más,  siempre ha sido el Paseo de la Alameda, mientras que a lo que hoy llamamos simplemente, La Loma,  era eso, loma, un llano elevado que desde 1950 ha sido habilitado como Paseo de la Loma, oficialmente “Parque General Esteban Baca Calderón”, con arboledas sembradas e instalaciones adecuadas para convertirlo en el lugar de recreo que es ahora.

El que es hoy Parque de la Madre, nació como Jardín Azcona, luego se le cambió a Jardín Zaragoza, y aunque también se le llamó parquecito del sagrado corazón, como de cariño, desde los años sesenta era Jardín de la Madre por el monumento en su entorno dedicado a las madres. Con la última remodelación se le quedó Parque de la Madre.

Y lo que ahora se conoce como Plaza Bicentenario, fue el Jardín Sanromán, luego el Jardín de los Constituyentes, de ahí sería Plaza de la Mexicanidad, y desde 2010 ya es la Plaza Bicentenario.

El Parque Mololoa, ganado en 1948 al lecho del río,  ahora está convertido en dos mitades divididas por el puente y la avenida, la parte oeste es el Mercado Manuel Zeta Larios y la otra es la Plaza del Músico, próxima a recomponerse.

Portales

Una parte del portal Vázquez era Portal Fuentes. Donde hoy es el hotel Fray Junípero era portal Guzmán, y donde hoy es Edificio Mata era Portal Retes.

En Hidalgo y Veracruz, donde ahora es una tienda comercial, había el cine Amado Nervo que antes fue Teatro Calderón, Teatro Porfirio Díaz, y Teatro Amado Nervo. 

El Pasaje Lagunillas que iba de Puebla a Durango y viceversa, (entre Amado Nervo y Zaragoza), era llamado también “Pasaje Lanzagorta” por el apellido del propietario de los predios.

En la zona del Mercado Juan Escutia, había existido el “mercado grande” que estuvo en esta misma manzana de Zaragoza, Puebla, Mérida y Amado Nervo, y que estaba construido de cantera, destruido en 1963. Anteriormente por la calle Puebla entre Lerdo y Amado Nervo, ‘callejeramente’, estuvieron primero el Mercado del Fresno y luego el Mercado de La Flauta.

El Museo Regional era la Escuela Montaño. Restaurante “Las Glorias” era el Hotel Imperial que funcionó como tal hasta la década de los ochenta.

Publicidad