Los niños deportistas rinden mejor en la escuela y son más disciplinados

Hacer deporte tiene múltiples beneficios pero sobre todo en los niños, ya que aumenta el flujo de sangre al cerebro lo que se traduce en mejores calificaciones

Para rendir más en la escuela no basta con hacer la tarea o ejercitar el cerebro con técnicas de memorización, aprendizaje y repaso, también hay que entrenar el cuerpo. Cuanto mayor sea la actividad física de los niños, más será el flujo de sangre y oxígeno en el cerebro, y, por consiguiente, rendirá más en los estudios.

publicidad
Publicidad

Ejercicio, tónico para las neuronas

De acuerdo con investigadores de la Universidad de Vrije (VUmC), en Ámsterdam, Holanda, el vínculo entre la actividad física y el rendimiento escolar se debe a que el cerebro es nutrido y tonificado con sangre y oxígeno.

Además, los niños que practican algún deporte, también aprenden a obedecer reglas, esto podría significar que son más disciplinados y capaces de concentrarse mejor en el estudio.

Una hora de ejercicio al día

La recomendación es que los niños estén activos, por lo menos una hora todos los días, aunque todavía falta determinar qué actividades son las más recomendables para los estudiantes. Sin embargo, tras observar a infantes entre 6 y 18 años de edad por cinco años, se pudo comprobar que el deporte reduce el estrés, mejora el estado de ánimo y hace que los niños tengan más probabilidad de comportarse mejor en el salón de clase.

Más beneficios del ejercicio en los niños

Algunos otros factores positivos de la actividad física en niños son:

+ Es bueno para la cognición general. + Mejora la función cardiaca. + Incrementa la capacidad pulmonar. + Oxigena el cerebro. + Incrementa la producción de endorfinas y norepinefrinas, hormonas relacionadas con la felicidad. + Facilita la creación de nuevas células nerviosas, lo que estimula la conexión entre neuronas. + Cumple con un importante papel de transmisión de valores. + Es especialmente bueno para niños con trastorno por déficit de atención (TDAH) o hiperactividad.

Reduce el disgusto a la escuela

Practicar deporte de manera habitual hace que los niños saquen mejores calificaciones, estén más motivados por ir a la escuela y hagan de forma voluntaria y de buena gana sus deberes.  Otro aspecto importante es que reduce el número de pequeños a los que no les gusta ir a clase y consigue que los estudiantes respeten más a los profesores y a sus compañeros.

Publicidad