Los partidos políticos se derrumban

Caldero Político

Una gran oportunidad para el pueblo es el derrumbe de los principales partidos políticos de México que no dan uno: divisiones y escándalos son la marca de la casa.

publicidad
Publicidad

Y si agregamos los resultados de la encuesta de Consulta Mitofsky relacionados a la  desconfianza que la sociedad tiene para los partidos políticos, pues eso agrava la imagen de éstos.

Los mexicanos y los nayaritas colocan a los partidos políticos en el último lugar, en el sótano, en la mayor  desconfianza, los reprueban feamente. Los partidos se derrumban según se ve y se siente.

Eso es aliciente para los proyectos ciudadanos independientes que afortunadamente surgen en Nayarit a la vista de todos y como una opción viable para que sean votados (dignos del voto) dado que se trata de personas (algunos) que gozan de prestigio, valores, principios y verticalidad, aunque hay por ahí tránsfugas de los partidos políticos con etiqueta de ‘independientes’.

En entrega anterior  adelantamos que los PARTIDOS POLÍTICOS están en el último lugar de la encuesta de Consulta Mitofsky con 4.8 por ciento por lo que carecen de la confianza del pueblo.

Así, los partidos políticos están en la lona antes de los procesos electorales del 2017 y 2018. Está difícil para ellos pero  algo tienen que hacer los dirigentes partidistas para enderezar y llevar a buen puerto esas naves; los partidos están cerca  del  derrumbe y algunos de ellos hasta pueden desaparecer.

La empresa Consulta Mitofsky publicó una encuesta que permite clasificar diversas instituciones de nuestro país por el nivel de CONFIANZA que les tienen los mexicanos, resultando que en primer lugar aparecen fíjese usted,  las UNIVERSIDADES (yo creo que menos la de Nayarit, salvo su mejor opinión, por la danza de los millones) con 7.1 puntos del ranking nacional, superando a otras instituciones que conocemos. En segundo lugar en cuanto a la confianza de los mexicanos aparece la iglesia con el 6.9; en seguida el Ejército con 6.8; y en cuarto la Comisión Nacional de los Derechos Humanos con un 6.6.

De acuerdo a Mitofsky, las estaciones de radio están en el quinto lugar de confianza con 6.4; luego los medios de comunicación con un 6.3 y los empresarios con 6.2.

El Instituto Nacional Electoral ocupa el octavo lugar en la confianza del pueblo con un 6.2. Luego los bancos con 6.1, las cadenas de TV con 5.9; la Suprema Corte de Justicia de la Nación con un 5.8; el Senado de la República con 5.2: LA PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA con 5.0 al igual que la Cámara de Diputados; los sindicatos con 4.9 y LOS PARTIDOS POLÍTICOS EN LA COLA con un 4.8, TOTALMENTE REPROBADOS.

Así es que los más decepcionantes y menos aceptados son los partidos políticos pero también podemos ver el declive de la Presidencia de México, los sindicatos y las cámaras de Senadores y diputados, en tanto que se abre una gran oportunidad para las propuestas ciudadanas independientes como la que florece en Tepic con una visión de aceptación muy clara.

El pueblo nunca se equivoca y de plano calificó  muy mal a las instituciones que no han hecho bien su trabajo.

Mientras los partidos políticos están en la cola, derrumbados, olvidados y desechados, las universidades, la iglesia, el Ejército, la CNDH y las estaciones de radio así como los medios de comunicación han sido bien calificados y eso los distingue.

Publicidad