Lucha libre en esplendor

La tarde-noche del anterior domingo en la arena “Coliseo Mololoa”, los gladiadores le dieron alza al evento

Se armó la rebambaramba en la arena Coliseo Mololoa, no se diga en la lucha estelar en la cual hubo reparto a diestra y siniestra de sillazos, golpes abajo del ring, sangre, desgreñones, sudor y lágrimas, y el público feliz.

publicidad
Publicidad

Pero vayamos por partes, Súper Sónic, quien ama este deporte, está organizando las funciones con el afán de que se mantenga vigente, algunos le quedan mal y ponen algún pretexto y no se presentan, pero salió adelante y hay que señalar que la función fue exitosa.

Abrieron la tardeada Silver H y Pitbull, rudos, contra Dragón Extremo y Emperador Nocturno, ganaron los técnicos dos de las 3 caídas.

La siguiente lucha fue una ruleta rusa en la que intervinieron Black Strit, Hijo del Trampas, Lobo Strick, Águila de Aztlán, Chilango, Barrio, Loco Xtrem y Rayo de Plata.

Se fueron eliminando y al final quedarían Loco contra Chilango y el ganador fue Loco Xtrem.

En la semifinal subieron al tapiz “La Bestia, “Kimbar 1ro” y “Mercenario” por el bando malandrín, contra “Princesa Cora”, “Lince” y “Águila Dorada”, la primera caída fue para el trío técnico que les aplicaron la hurracarrana.

En la segunda se repusieron los rudos dándoles una buena felpa y dejando todo para la tercera, pero ahí toparon en tepetate ya que los técnicos los plancharon desde la tercera cuerda para luego ponerlos de espaldas planas a la lona para la cuenta de los 3 segundos.

Ya el ambiente estaba calientito, ¿más? cuando llegó el momento de la lucha estelar, por el bando de los malotes, malotes y más que malotes, tú, “Chupacabras”, “Marakame” y Mini Joe Líder, luego luego les llovieron mentadas no de menta, y en medio de ese jolgorio subieron los técnicos.

“Niño Suicida”, Loco González y Caló Jr. se armó pero ahora todo a favor, eso fue más que suficiente y antes del silbatazo se les fueron encima arrastrándolos por todo el piso, pobres técnicos, pero a final de cuentas ganaron ellos.

Publicidad