Más lágrimas que risas

Los maestros. No les bastó que el fin de semana, la Secretaría de Educación Pública diera uno, o más bien diez pasos atrás para el avance que en esta materia pide a gritos nuestro país. El viernes nos enterábamos que la SEP suspendía indefinidamente las evaluaciones a las que serían sometidos los maestros del país con la finalidad de que sea el mérito y preparación, y no el clientelismo, lo que decida la permanencia de éstos dentro de la nómina magisterial. Sin embargo, nada es suficiente. A los “maestros” poco les importa que salgamos reprobados en los ranks mundiales. Los “maestros” parecen estar a favor de la mediocridad, y mediocres también quienes les permiten y apapachan sus movilizaciones, que no tienen otro fin que el político. Triste ver que, al parecer, el gobierno y demás autoridades doblen las manos ante la CNTE que ayer desquició las calles del Distrito Federal. ¿Qué es lo que quieren? Dar clases, evidentemente, no. Ah, claro, estamos en plena campaña electoral y todos los votos importan, el gremial no es la excepción; será por eso que la que resultó la reforma más fácil de negociar, se ha convertido en la más complicada de ejecutar. Y qué mensaje se da si se da marcha atrás a la educativa, ¿qué otra reforma también está en peligro? Los “maestros” dicen que no es para nada un asunto político, que ellos ven por la educación, pero en Oaxaca quemaron material electoral, que quién sabe si se pueda reponer en la víspera de los comicios.

Lagrimita, candidato. Fue una fregadera, perdonará usted el francés, pero eso fue lo que le hicieron a Guillermo Cienfuegos, mejor conocido comoLagrimita. El “payaso correcto”, como se hizo llamar durante su precampaña, fue notificado hace un par de días que, siempre, sí podrá contender por la alcaldía de Guadalajara como candidato independiente. Le habían dicho que no, pero que ahora sí… ¡a una semana de las elecciones! El tema aquí, más que de la posibilidad de triunfo, más que hablamos del payaso Lagrimita, es el derecho de participación y las laceraciones que le hacen en sí a la figura de las candidaturas independientes. ¿No analizaron bien en su momento? Al parecer no, el TEPJF, echó para atrás lo resuelto por el Instituto de Participación Ciudadana de Jalisco, autoriza a Lagrimita a hacer campaña, él con todo el optimismo dice que sí, pero… ¿con tres para hacer proselitismo? Ahora sí que esto no es más que una payasada y no precisamente del candidato en cuestión.

publicidad
Publicidad

Le sacaron al #3de3. Por la coyuntura era una obligación. Cada uno de los aspirantes a un cargo de elección debía, de-bí-an presentar sus declaraciones —patrimonial, de intereses y hacendaria— y no porque fueran parte de una iniciativa, sino porque los tiempos en donde es la corrupción el punto en común entre todos los grupos políticos exigen transparencia. ¡No le entraron ni algunos candidatos independientes! Sólo 345 candidatos presentaron sus tres declaraciones. Ah, pero cosa interesante, ya nos enteramos que a algunos se les “olvidó” incluir algunos bienes, entonces, para el caso es inútil y cínico que le hayan entrado a una iniciativa que debería, repito, ser acto obligado para todo aquel que dese ser servidor público. Todavía no gana la elección y ya nos están viendo la cara. Además, de que le “sacaron” a éste, el más elemental ejercicio de honestidad, hace unas semanas el INE reportaba que solo 58 de cuatro mil 496 aspirantes a una diputación federal habían entregado su currículum, mismo que sería subido al portal del órgano electoral para consulta de los electorales. Si no quieren que conozcamos su preparación académica, mucho menos lo que cargan en la cartera…

Se busca fuero. Para algunos, los actos de honestidad no son parte de su agenda, ¿pero qué tal buscan servirse con las bondades que ofrece el servicio público? Leía ayer así en Animal Político:“Nueve candidatos que aspiran a una diputación —y al fuero que viene con el “paquete”—, tienen pendientes ante la justicia. En ese caso están un perredista de Puebla acusado de tentativa de homicidio contra su esposa. Un panista —también de Puebla— inhabilitado para ejercer cargos públicos en lo local, y una candidata de Nueva Alianza en el DF que se ha escondido ante una orden de arresto por un adeudo hipotecario…”, así nomás, como una prueba de la clase política que nos espera los próximos años.

Publicidad