Mauro Camoranesi, memorias de un campeón

Desde pequeño, su equipo fue el River Plate, al que vio perder la Copa Intercontinental en 1996 contra la Juventus. Esa vez insultó cuanto pudo a Alessandro del Piero, autor del gol definitivo en aquella final. Al cabo de un tiempo, tuvo que confesárselo.

En 1995 puso rumbo hacia México con Santos Laguna, aunque para su mala suerte dos meses antes de que los laguneros consiguieran su primer campeonato, él fue baja por una lesión en el tobillo. Por esas fechas debutó como padre de Agustín y Leandro. Luego nació Diego, cuyo nombre heredó de Maradona, el jugador que más lo emocionó. Incluso, alguna vez habló con él: estaba con Italia, en Berlín, justo el día previo a la final del Mundial contra Francia, en 2006.

Publicidad

Su paso por Cruz Azul

Sin suerte en Wanderers ni Banfield, firmó con el Cruz Azul en 1998, encontrándose con Diego Latorre, Ángel Matute Morales y Juan Francisco Palencia. En cuatro temporadas disputó 75 partidos y marcó 21 goles. Perdió la final contra el Pachuca en el Invierno 99.

La decisión de irse con el Hellas Verona, que por entonces peleaba en puestos de descenso, la justificó su sueño de estar en Europa. Fue el primer jugador extranjero en salir del balompié mexicano hacia aquel continente. Después pasó a la Juve y ganó cuanto pudo en Italia, el país de origen de sus bisabuelos. Ahí nació Mateo, su cuarto hijo y la pequeña Victoria completó la familia. Cuando llegó a la selección azzurra se planteó no cantar el himno. Más por una cuestión de respeto, que de egoísmo. Vivió momentos difíciles con el escándalo de los partidos amañados conocido como Calciopoli, que afectó directamente a equipos de la Serie A como el Milán, la Fiorentina, Lazio, Reggina y la Juventus, pero no quiso irse. Hecha la denuncia a nivel policial y de fiscalía, el cuadro bianconeri fue despojado de sus dos últimos scudettos (2004-05 y 2005-06) y perdió la categoría con 30 puntos de penalización, más una multa de 120 mil euros. Con todo y eso, Camoranesi se convirtió en una pieza fundamental para lograr el ascenso.

Siguió su carrera con Stuttgart, Lanús y Racing de Avellaneda. Hasta ser técnico de Coras Tepic, tal como empieza esta charla.

¿Le faltó ganar algo?

En realidad gané poco y me faltó mucho. La diferencia es que el campeonato del mundo es más trascendente que otros.

¿Ya no queda nostalgia de jugar?

No, porque sé que ya no estaba en condiciones de estar adentro. Tengo la suerte de seguir en otra función, pero cerca del campo. Se vive con mucha intensidad, porque el futbol estimula los sentidos. Lógicamente se experimentan sensaciones diferentes, pero me esperaba esto.

¿arrepentimientos?

En los últimos años tomé decisiones equivocadas. En términos generales siempre decidí sin tomar en cuenta las consecuencias y las cosas fueron bien, aunque en las del final, el tiempo me mostró que no fueron correctas.

¿Cómo entiende el futbol?

Yo digo que el juego en sí es un engaño completo. Se trata siempre de engañar al rival, de hacerle creer una cosa y después lograr lo contrario para sacar ventaja. Pero en definitiva es eso. Han querido hacernos creer que es como el ajedrez o algo parecido. Pero no. Siempre va a marcar diferencia la calidad individual.

¿El secreto debe ser el balón?

No, el secreto es el cerebro. Ahí se marca la diferencia muchas veces de un jugador a otro. El balón es parte integral del juego y de lo que fue mi vida. No tengo memoria en la que no estuvo presente. Eso sí, hay que tratarlo con respeto porque no le pertenece a nadie.

¿Su ejemplo como técnico?

Marcelo Lippi me marcó mucho. Lo tuve durante ocho o nueve años en mi carrera. Siempre estuvo presente en diferentes momentos y, en muchos aspectos, sí, es un modelo a seguir. No se puede copiar, pero sí tratar de aplicar algunas cosas que me enseñó y me gustaron.

¿Qué opina del futbol actual?

Me gusta. Cada jugador tiene una manera de interpretarlo y de vivirlo. Hay cosas que no había, pero es posible adaptarse. La pasión está ahí, de lo contrario cualquiera se quedaría en casa.

¿El dinero desequilibra?

Depende a quién. Hay gente a la que sí y a la que no. No veo por qué en el futbol sí y a nivel de abogados o políticos no. Eso pasa en cualquier ámbito de la vida.

Más noticias

Chivas exhibe a Pumas con nueva goleada en Jalisco

El Rebaño fue mucha pieza para Universidad y recetó un doloroso 4-0 en suelo tapatío

La tradición reinó en Jalisco justo como dictaban los presagios; Chivas dominó el duelo entero, y fue digno vencedor gracias a una goleada de escándalo que cala en el alma azul y oro.
Orbelín Pineda fue el encargado de abrir la cuenta para los Rojiblancos, que se adelantaron al minuto 19 aún con una dosis de fortuna, la suficiente para vencer al Pikolín y su destellante uniforme.
Segundos antes de los primeros 20′, el 7 del Rebaño recibió a las afueras del área; disparó con confianza y, por medio de un desvío, puso el 1-0; festejó con un espectacular salto, y fue cuestión de tiempo para que la ventaja se duplicara.
Fue al 30′ cuando cayó el 2-0 gracias a una fúrica definición de Isaac Brizuela, quien llegó casi por sorpresa al segundo poste tras un centro raso de Cisneros; Palacios fue incapaz de acercarse siquiera al esférico.
Para la segunda mitad se consumó la fiesta, y el ‘Conejito’ repitió la dosis al 65′. Una distracción en defensa fue totalmente letal para Universidad, y nuevamente el hábil volante envió el balón al fondo de las redes.
Ya con los felinos de capa caída, la Chofis López vacunó de nueva cuenta. El 4-0 llegó con un gran recorte del joven sensación en los linderos del área;  un disparo cruzado de gran potencia bastó para sellar el compromiso.
Más allá de la victoria, Chivas vuelve a casa con doble satisfacción, toda vez que obtuvo su primer triunfo como local tras poco más de medio año, y de paso, volvió a golear a Pumas en suelo tapatío tras 18 años.

Publicidad

Vendaval Azul

Con goles de Diego Mojica, Carlos Alegre Ramos, Jonathan Mecinas y Alexis Ávila ganan 4 por 0

Con autoridad y gran calidad, el equipo de 4 “A” de la escuela primaria Juan Hernández García doblegó 4 por 0 a su similar “B” en encuentro correspondiente al torneo interno de la escuela Juan Hernández García de Villas de La Cantera.
La escuadra dirigida por el profesor Román González Arellano intentó desde el primer minuto abrir el marco. Fue hasta el minuto 12, cuando el guardameta Carlitos Alegre Ramos mandó un despeje al filo del área contraria, la zaga intentó rechazar sin embargo Diego Mojica aprovechó el rebote para abrir el marcador.
La escuadra “B” se fue adelante en busca del empate. El portero Alegre Ramos evitó la igualada, esto luego de enviar en un par de ocasiones el balón a tiro de esquina. En la parte complementaria, el guardameta Carlos Alegre Ramos realizó un disparo desde su área, anotando un gol de portería a portería luego de que el esférico entrara en el ángulo superior derecho.
Con el 2 por 0 a favor, el equipo “A” comenzó a tocar el balón. El 3 por 0 fue obra del delantero Jonathan Mecinas Moreno quien disparó ante tres zagueros que lo marcaban. El 4 por 0 fue de Alexis Ávila Olmos quien había entrado de cambio.
Luego de este triunfo, el “Vendaval Azul” jugará ante el ganador de tercer año para definir un ganador en esta categoría. Cabe señalar que este torneo se disputa por iniciativa de la dirección y profesores de la escuela “Juan Hernández García”.

Publicidad