Merecemos una mejor ciudad para vivir: Jorge Richardi

Lamentó una serie de carencias que deberían atender las autoridades

Como habitante de Tepic, el rector de la Universidad Vizcaya de las Américas, Jorge Richardi, lamentó la existencia de una serie de carencias que deberían atender las autoridades.

publicidad
Publicidad

“Estoy convencido de que sí merecemos un mejor espacio, una mejor ciudad para vivir y para convivir, y las transformaciones se pueden alcanzar con la suma de voluntades de muchos nayaritas, de muchos buenos ciudadanos intencionados que quieren que se mejore nuestra capital nayarita y todo el estado”, indicó en entrevista radiofónica.

Jorge Richardi refirió que hace ya 17 años que vive en Tepic; “llegué en el año 2000 a fundar en esta gran ciudad la Universidad Vizcaya de las Américas, y puedo decir que, después de estos 17 años, una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida ha sido adoptar a la ciudad de Tepic como el lugar al que hoy le puedo llamar, de corazón y con pasión, mi hogar”.

Reprobó que los habitantes sufran los mismos problemas de hace mucho tiempo. “Al  final de cuentas, vivimos en la misma ciudad, siempre lo digo, transitamos las mismas calles, caminamos las mismas banquetas; constantemente abrimos la llave del agua y  nos encontramos con la sorpresa de que el vital líquido no llega a la casa, aun pagándola un año por adelantado. Tenemos problemas de alumbrado, de recolección de la basura”, enumeró.

Trabajo por la educación

El rector de la Universidad Vizcaya de las Américas dijo, por otra parte, que para conseguir la superación de la sociedad es que, desde su trinchera, ha venido impulsando la educación, con el propósito de formar generaciones de mujeres y de hombres competitivos, que cuenten con las mejores herramientas y que se integren plenamente al desarrollo estatal.

“Nosotros le apostamos a dos sectores muy importantes: el de la educación y el deporte; yo estoy convencido que si en los jóvenes y en los niños inculcamos primeramente esa pasión,  ese amor y ese buen hábito por hacer actividades deportivas, y aparte los tienes también ocupados a través del estudio —dijo—, muy difícilmente ese joven se nos va a distraer en actividades poco propicias o poco productivas para la sociedad”, manifestó el empresario.

“Dicen por ahí que la ociosidad es la madre de todos los vicios; entonces, qué importante tener a nuestros niños, a nuestros jóvenes totalmente en actividades productivas, para hacer de ellos futuros ciudadanos de bien y que contribuyan también al crecimiento y al desarrollo de la sociedad”, puntualizó.

Publicidad