México 86 el logotipo más bonito de las Copas del Mundo

Ganó el reconocimiento al logotipo más bonito de las Copas del Mundo y aún espera la llamada de alguien de la FIFA para felicitarlo por su logro

A Ruben Santiago Hernández, diseñador y publicista, casi nadie le había preguntado por el logo de México 86 que diseñó hace más de 30 años. El actual residente de Texas, Estados Unidos, ganó el concurso para crear la imagen que representó a una Copa del Mundo y el tiempo hizo olvidar su nombre. Tres décadas y casi un lustro más tarde, desempolva sus memorias y alza la mano para decir que él es el autor del emblema que es considerado el mejor en la historia de los Mundiales.

publicidad
Publicidad

“Hasta ahora nadie se había comunicado conmigo o felicitado, leí en algunas notas que el autor era desconocido, pero me sorprendía que nadie revisara sus archivos para ver que yo fui el que lo hizo y ganó un concurso para diseñar el logo de México 86”, cuenta, vía telefónica, Ruben Santiago Hernández, aficionado de las Chivas y autor del logo más bonito en la historia de los Mundiales…

Ruben Santiago Hernández se fue a estudiar a Estados Unidos y sus hermanos le hicieron llegar la convocatoria para diseñar el logo de México 86. Envío cuatro propuestas para concursar entre siete mil y ganó la que él creó inspirado en la idea de que un balón podría unir al mundo.

Al autor del emblema, le entregaron el reconocimiento que lo avalaba como el ganador del concurso en la CDMX y firmó un contrato que decía “que otorgaba todos los derechos de mercadotecnia y promoción”. Según el ex presidente de la Federación Mexicana de Futbol, Rafael del Castillo, se le entregaron entre 10 mil y 15 mil pesos de premio, después no recibió ninguna remuneración por su trabajo que es presentado cada cuatro años como parte de la historia de las Copas del Mundo.

“Creo que, si me hubiera quedado a vivir en México, ese reconocimiento me hubiera hecho muy famosos y me hubiera dado una carrera más prolífica”, acepta Ruben Santiago. “Cuando me llegó la convocatoria me quedaron cuatro semanas para entregar los diseños y yo tenía un trabajo de tiempo completo en Estados Unidos, entonces por la noche me ponía a diseñar, a quemar pestaña. Hice varios bosquejos y terminé por mandar cuatro logos diferentes, en ese tiempo no se hacía nada en computadora, todo era mano”.

El premio que ganó Rubén Santiago incluía cuatro series de boletos para ver todos los partidos del Mundial, pero sólo pudo estar en uno.

“Parte del premio fueron cuatro series para todos los juegos del Mundial, incluyendo la inauguración y la final. Sólo estuve en la inauguración y me tuve que regresar a Estados Unidos por negocios, le regalé los boletos a mis hermanos que estaban en México y ellos sí disfrutaron los partidos”.

En más de 30 años nadie contactó con Rubén Santiago, quedó en el olvido, hasta ahora, que su trabajo ganó el reconocimiento al logotipo más bonita de las Copas del Mundo y aún espera la llamada de alguien de la FIFA para felicitarlo por su logro.

“Me extraña que la FIFA no tenga los récords de quién diseñó los logos. Tengo una foto en la que aparezco con las máximas autoridades del futbol, pero nunca volví a saber de ellos, no le tomé demasiada importancia”.

Publicidad