México asegura liderato en Hexagonal tras 19 años

Tras el empate de Honduras con Costa Rica, el Tri se consagró en la cima de la clasificación de la Concacaf

La cima del Hexagonal Final de la Concacaf tiene dueño y se llama México, pues el Tri aseguró el liderato de la clasificación tras 19 años de lograr dicha hazaña.

Publicidad

Tras empate del cuadro hondureño con la selección de Costa Rica, en el Estadio Nacional, ubicado en suelo tico; el combinado nacional se quedó sin competidor alguno, pues los costarricenses se quedaron con un total de 16 unidades a falta de un encuentro, a cinco puntos de los dirigidos por Juan Carlos Osorio.

El Tri volvió a la conquista de un Hexagonal, hazaña que no ocurría desde la fase previa del Mundial de Francia 1998, en donde los entonces comandados por Manuel Lapuente, quedaron en el primer lugar de la clasificación, con un total de 18 puntos.

Ahora, México tiene en la mira romper el récord de unidades conseguidas en los juegos de cara a una Copa del Mundo y que podría lograr de vencer a los catrachos, en la última Jornada a jugarse el próximo martes 10 de octubre.

Chucky, el nuevo ídolo de la afición mexicana

El buen momento que atraviesa Hirving Lozano en el PSV Eindhoven no ha pasado desapercibido entre la afición mexicana.

Tal es el caso que el exfutbolista del Pachuca fue pedido desde la tribuna con el grito de: “¡Chucky, Chucky!”, pues estaban deseosos de ver al ‘8’ dentro del campo.

Las condiciones del partido se prestaron y Juan Carlos Osorio le dio gusto a la afición y, al minuto 55, decidió meter a Lozano por Javier Aquino, lo que desató la ovación por parte de los seguidores mexicanos, que así recibieron al futbolista de 22 años, quien de inmediato se colocó como volante por izquierda.

El Chucky se ha convertido en el mejor hombre del cuadro Granjero en la Eredivisie, y la gente le reconoció el nivel que muestra y bastó una jugada, un chispazo del joven talento mexicano para igualar un encuentro que estaba cuesta arriba.

La afición no pudo más. Cuando el balón se escurría al fondo de las redes del cuadro trinitario, el grito de gol ya estallaba en las gargantas de la gente, la cerveza voló por todas partes y apareció el “Olé, Olé, Olé… Chucky”.

Un grito que acalló la desesperación que comenzaba a hacer presa a los presentes. Hirving Lozano lo hizo. Salvó al Tri de la derrota, que hubiera terminado con cualquier posibilidad de establecer una nueva marca de puntos para la Selección.

Ahora tiene que ganar en Honduras si quiere conquistar dicha marca, pero ahí estará el Chucky, listo para hacer la diablura.