México, con un pie fuera del Esperanzas de Toulon

La selección Sub 23 perdió 1-2 contra la República Checa, aunque mostró un mejoría en su futbol

La selección Sub 23 de México perdió 1-2 contra la República Checa durante el segundo partido que juega el combinado nacional en el Torneo Esperanzas de Toulon.

Publicidad

El marcador lo abrió Dominik Preisler al minuto 10, con un gol donde Gudiño no pudo hacer mucho para evitarlo.

Cinco minutos después, los checos seguían siendo mejores y Matej Pulkrab aprovechó un error de la defensiva nacional para conseguir el segundo tanto.

México intentó llegar al arco antes de que terminaran los primeros 40 minutos pero no conseguía culminar las jugadas.

La reacción del Tri llegó al 61′, cuando Jordan Silva aprovechó un balón que quedó solo en el área para disparar al aco y dejar sin posibilidades de evitar el gol a Vejmola.

México mostró una mejoría en su futbol en la segunda parte pero no le alcanzó para empatar el encuentro, por lo que están muy cerca de quedar eliminados cuando le restan dos encuentros en el torneo.

Más noticias

Niña de 7 años logra hackear una red WiFi en 10 minutos

El fin era mostrar a la sociedad los peligros que tiene conectarse a este tipo de redes sin la seguridad conveniente.

En menos de 15 minutos y con la ayuda de una búsqueda rápida en Google, Betsy Davis, una niña británica de 7 años de edad logró resolver el desafío que le había propuesto la empresa de seguridad Hyde my Ass, es decir hackear una red WiFi.

Publicidad

El fin era mostrar a la sociedad los peligros que tiene conectarse a este tipo de redes sin la seguridad conveniente.

La pequeña aficionada a la tecnología logró el reto en tan solo 10 minutos y 54 segundos

“El hacker profesional, Marcus Dempsey señaló que es muy fácil entrar en el dispositivo de un extraño y más en este momento, donde los niños saben más de tecnología que los adultos. Hakear se puede convertir en un futuro en un ‘juego de niños”.

“Los resultados del experimento ‘son preocupantes’, señaló Marcus Dempsey.

El experimento quiere mostrar la vulnerabilidad que tienen los datos en la nube, ya que si una niña de 7 años es capaz de hackear, son millones las personas que cada día podrían robar la información de los demás.