Michelle Obama no quiere ser presidenta de Estados Unidos

La primera dama de Estados Unidos dijo que su principal razón son sus hijas, Malia y Sasha

La primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, descartó presentarse como aspirante a la Casa Blanca en el futuro como hizo en 2008 y de nuevo este año la demócrata Hillary Clinton.

publicidad
Publicidad

Michelle Obama viajó al festival de música, cine y tecnología South by Southwest (SXSW) de Texas para hablar de educación y música, pero antes de terminar el coloquio le preguntaron por sus aspiraciones presidenciales.

“¡La gente lo quiere saber!”, afirmó la cantante Queen Latifah, ganadora de un Grammy, que moderaba el panel.

“No me presentaré a presidenta. No, no lo voy a hacer”, respondió Michelle Obama para citar después a sus dos hijas, Malia y Sasha, como una de sus razones.

“Son las hijas del presidente. Vamos, piensen en ello, no es fácil. Lo han llevado con serenidad y elegancia, pero ya es suficiente”, agregó ante la evidente decepción de la audiencia que la escuchaba en Austin y que esperaba otra respuesta.

Michelle Obama también confesó que lo que más extrañará cuando deje el cargo de primera dama en enero de 2017 es “el contacto con la gente joven”.

En el SXSW, la primera dama presentó la segunda fase de la iniciativa “Let Girls Learn” (Deja que las niñas aprendan), un programa con el que promueve el acceso a la educación para los 62 millones de chicas que actualmente no acuden a la escuela en todo el mundo.

Esta segunda fase consistirá en “instar a la gente a que no solo se preocupe por el problema, sino que haga algo al respecto”.

El SXSW, uno de los escaparates más importantes de la industria cultural estadunidense, reúne durante diez días a artistas, emprendedores, agentes, directores de cine y cazatalentos de todo el mundo en una cita que congrega a 300 mil personas.

Publicidad