Miles de personas protestan contra el gobierno en Corea del Sur

Alrededor de 50 mil personas se manifiestan en contra de las reformas laborales y educativas del Gobierno de Park Geun-hye, en Seúl

Decenas de miles de surcoreanos se manifestaron el viernes en Seúl en contra de las reformas laborales y educativas del Gobierno de Park Geun-hye y ante lo que consideran medidas restrictivas para las libertades fundamentales.

Publicidad

La concentración reunió en pleno corazón de la capital surcoreana a unas 50 mil personas según los organizadores y a unas 15 mil según la policía, y sucede a otra protesta similar que congregó a 130 mil personas el 14 de noviembre y que derivó en graves enfrentamientos con las autoridades.

Ataviados con máscaras y antifaces blancos y armados con banderolas y carteles críticos con Park y con la policía, los participantes marcharon por el centro histórico de Seúl hasta congregarse en la plaza de Gwanghwamun, próxima a la Casa Azul, la oficina gubernamental.

En la diana de las protestas estaban la reforma del mercado laboral y la polémica revisión de los libros de historia que ha impulsado Park, así como la respuesta de las autoridades tras la marcha del día 14, que para la oposición y otras voces críticas ha sido desproporcionada al vulnerar derechos civiles y políticos.

En esta ocasión la concentración se desarrolló sin incidentes significativos, después de que la protesta anterior, la mayor celebrada en Corea del Sur desde 2008, se saldara con medio centenar de detenidos y una treintena de heridos, entre ellos uno que continúa en estado crítico.

Ante el temor de que se repitieran los altercados, la policía surcoreana prohibió su celebración, pero en la víspera esta decisión fue revocada por un tribunal de Seúl, que la consideró “injusta”, y los sindicatos y organizaciones cívicas convocantes contaron finalmente con la luz verde de las autoridades.

“Este Gobierno represivo no puede detener nuestra lucha. Continuaremos nuestra marcha con resolución”, afirmó en un mensaje retransmitido por video y proyectado en la plaza Han Sang-gyun, líder de la Confederación de Sindicatos surcoreana, la mayor organización sindical del país.