Moreno Valle deja Puebla como la entidad más endeudada del país

El Gobierno de Rafael Moreno Valle, que concluyó ayer, dejó a su sucesor, Antonio Gali Fayad, una economía estancada, con empleos insuficientes y una deuda de al menos 35 mil millones de pesos, parte de la cual está oculta

El panista llegó a la Administración de Puebla en 2011 con un discurso de progreso económico para toda su población, sin embargo, durante su sexenio, el crecimiento no despegó.

Publicidad

Moreno Valle ha presumido que su Gobierno tiene una deuda bajo control, de apenas 8 mil 362 millones de pesos según los registros de la Secretaría de Hacienda.

Sin embargo, en su último informe de finanzas de 2016 la entidad reconoció pasivos totales por 23 mil 97 millones de pesos, que incluyen los más de 8 mil registrados por Hacienda, deudas de corto plazo y otros pasivos contingentes.

Además, de acuerdo con Enrique Cárdenas, director del Centro de Estudios Espinosa Yglesias, existe el fideicomiso F-0144 del Gobierno poblano, en el cual hay al menos 12 mil millones de pesos adicionales de deudas que no se contabilizan.

«Se trata de un fideicomiso cuyo fiduciario es Evercore, empresa de Pedro Aspe, y tiene recursos que no están considerados como deuda estatal, porque la ley que modificó Moreno Valle señala que los proyectos de prestación de servicios no son deuda», explicó Cárdenas.

De acuerdo con datos del Inegi, el crecimiento económico de Puebla se mantuvo casi siempre por debajo del observado a nivel a nacional, particularmente en los últimos 3 años.

En 2014, el crecimiento del Estado fue de apenas 1.1 por ciento, lejano al 2.1 por ciento a nivel nacional y de entidades como Guanajuato o Querétaro que crecieron por arriba de 6 y 7 por ciento, respectivamente.