Movimientos después del debate

Con Visión Ciudadana

No creo que ninguna persona pueda afirmar después de ver el debate de candidatos presidenciales el día de ayer que las cosas permanecerán igual, para el punto de vista de muchos la información que se dejó entrever en el debate será definitoria de la elección, para los grupos que apoyan a Andrés Manuel López Obrador, quizá el hecho de que el puntero recibió golpe tras golpe de prácticamente todos los otros participantes al debate los hará pensar que existía un plan para tratar de golpear a López Obrador, aunque probablemente la explicación más real sería que al ser el favorito de la contienda lo más lógico es que todos traten de bajar su ventaja para hacer competitiva la elección y tener una oportunidad, para el equipo de Ricardo Anaya, probablemente festejaron largo y tendido al terminar el debate pues el candidato traía un plan muy bien elaborado y fue evidente que lo ejecutó a la perfección, comunicando ideas claras y precisas sobre los temas que consideraron pudieran ayudar de mejor manera a sus aspiraciones, para el equipo del candidato José Antonio Meade, una baja a los índices de intención de voto de López Obrador sería una gran ganancia, pero lucir muy preparado, articulado en sus ideas y respuestas evidentemente es también una victoria clara, para el equipo de los independientes pues, todavía habrá otros debates.

publicidad
Publicidad

Pero bueno la perspectiva de cada equipo, será solamente convalidada  con lo que las encuestas reflejen en los próximos días, lo único cierto hasta el momento es que las modificaciones al formato respecto a años anteriores, entregaron lo que probablemente ha sido el mejor debate del que tenga memoria, en ciertos momentos siempre imperando el orden, los candidatos cruzaron ideas y tuvieron oportunidad de dar réplicas, dando pie a un debate genuino, el orden imperó en todo momento, el destacado equipo de periodistas que fungieron como moderadores, lograron siempre mantener la atención en los temas, hicieron preguntas pertinentes y en general, el desahogo fue dinámico, ameno y sobre todo informativo.

Falta ver la respuesta en la población, para ver si las risas que la mayoría de candidatos y la frustración en otros se traduce a la calle o queda todo meramente en un ejercicio positivo pero sin impacto real en la contienda.

Publicidad