Nayarit es ejemplo de seguridad

Caldero Político

Hace algunos días, al convivir con los periodistas locales,  el Fiscal General del estado de Nayarit, Édgar Veytia agradeció a los comunicadores y a las empresas  mantener debidamente informada a la ciudadanía de lo que ocurre en materia de seguridad.

publicidad
Publicidad

Con Roberto Sandoval Castañeda como mandatario estatal, Nayarit es ejemplo para otras entidades del país en este rubro, dado que la estabilidad imperante garantiza paz y otorga las facilidades necesarias para el trabajo, el estudio y el desarrollo de inversiones que generan progreso integral y empleos.

En la amena charla con los comunicadores, Veytia agregó que si Nayarit ya exporta frutas, legumbres, camarones y otros productos del mar y del campo, muy pronto estaremos enviando a otras latitudes el modelo de seguridad que se aplica, sobre todo para apoyar a quienes tienen puesta su atención en esa evolución: gobernantes de otras entidades que quieren saber cómo le ha hecho Roberto Sandoval para apaciguar los brotes violentos en Nayarit luego de cruentos episodios de sangre que se daban con anterioridad a su llegada como Gobernador.

Ahora, pensamos nosotros, será necesario el trabajo de toda la sociedad para prevenir la violencia que lamentablemente afecta a otras regiones del país. Se tienen que unir esfuerzos para reconstruir el tejido social y provocar un cambio en la conducta de la población

Estamos seguros que la violencia se puede prevenir, como lo demuestra la evidencia científica, pero para ello se requiere de la intervención de todas las disciplinas y áreas de la sociedad.

Para ser eficaces en la prevención de la violencia, es imprescindible actuar tanto en sus efectos como en sus causas. En este sentido, se deben realizar intervenciones integrarles de promoción fundamentadas en determinantes sociales.

Sabemos que la violencia en México es provocada por múltiples factores, como los económico, sociales o culturales; por ello se debe trabajar en cada una de estas áreas para reconstruir el tejido social y provocar un cambio en la conducta de la población.

Urge ampliar el conocimiento  y la experiencia con el fin de construir sociedades más equitativas en donde no haya lugar para la violencia.

Nayarit ocupa los primeros lugares en seguridad pública pero eso no debe causar que echemos campanas al vuelo. La inseguridad es un mal que crece y se dilata en todo el país y mientras se festinan cifras bien pueden aparecer focos incontrolables mientras se celebra.

Saludamos la prudencia del Gobierno de la Gente para asumir estos liderazgos y moderar el entusiasmo ante esos éxitos. Seguir trabajando con tenacidad y perseverancia. Cero tolerancia a la impunidad y al delito, aplicación exacta de la ley y efectividad en planes y acciones en materia de seguridad pública, son los mejores caminos para prolongar los primeros lugares como estado seguro, para que las familias sigan disfrutando del orgullo de ser nayaritas sin miedo a que cualquier hecho delictivo frene sus ambiciones de los ciudadanos de  ser felices.

El encuentro con Édgar Veytia, en nombre del Ejecutivo Estatal,  Roberto Sandoval Castañeda,  ha sido muy agradable y oportuno, pero más lo será para los nayaritas el que sigamos de frente en un estado seguro, trabajador, pujante, transformador y con visión de futuro para apuntalar las estrategias de desarrollo en marcha.

Publicidad