Ni más deuda ni más impuestos

Mantener la disciplina de la política macroeconómica es prioridad para asegurar estabilidad, expuso Videgaray

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) anunció que, de ser necesario para mantener la estabilidad económica del país, el gobierno sólo haría ajustes al gasto ante una disminución de los ingresos y descartó elevar el déficit público y el aumento de impuestos.

publicidad
Publicidad
“Nuestra prioridad debe ser mantener la disciplina de la política macroeconómica. La decisión del Presidente de la República es que cualquier necesidad de ajuste, por una disminución de ingresos, habrá de acomodarse reduciendo el gasto público”, explicó Luis Videgaray, secretario de Hacienda, en la presentación del Estudio Económico Sobre México 2015, de la OCDE.

La posible pérdida de ingresos sería atribuible a la recaudación no petrolera, porque la obtenida del crudo está garantizada por coberturas que, en un cálculo realizado por Excélsior, podrían ascender hasta diez mil 300 millones de dólares.

El secretario de Hacienda, Luis Videgaray, afirmó que el compromiso de la actual administración es con la estabilidad, por lo que de ser necesario harían ajustes al gasto ante una disminución de los ingresos, con tal de no elevar el déficit público ni aumentar los impuestos.

Por tanto, la posible caída en la recaudación provendría de los ingresos no petroleros, ya que los petroleros se encuentran garantizados con una plataforma de un millón 90 mil barriles de petróleo diarios.

“Nuestra prioridad debe ser mantener la disciplina de la política macroeconómica para asegurar la estabilidad; específicamente me refiero a la política fiscal, donde la decisión clara del Presidente de la República es que cualquier necesidad de ajuste por una disminución de los ingresos habrá de acomodarse reduciendo el gasto público”, afirmó durante la presentación del Estudio Económico Sobre México 2015, de la Organización para Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE).
“Es decir, no habrá un incremento en el déficit público, por el contrario, el objetivo este año es reducir conforme se comprometió en 2013 el déficit público y, por supuesto, tampoco habrá alza en los impuestos”, enfatizó.
“Entendemos la importancia de la estabilidad macroeconómica y el manejo prudente de las finanzas públicas para el bienestar y el crecimiento económico del país y, que no quepa duda, el gobierno de Enrique Peña Nieto se mantendrá por este camino que le ha rendido frutos y buenos frutos a la economía mexicana, desde hace 20 años”, abundó.

Luis Videgaray destacó que la prioridad de la administración del Presidente en materia de política económica es, en primer lugar, una implementación exhaustiva, a tiempo y conforme a las oportunidades que generan cada una de las reformas estructurales.

El titular de Hacienda recordó que este año inicia con buenas noticias para las familias mexicanas: desapareció el cobro de larga distancia, éste es un ahorro de 20 mil millones de pesos para las familias y pymes, y terminaron los incrementos mensuales de la gasolina como estaba previsto.

El secretario general de la OCDE, José Ángel Gurría, en el marco de la presentación del estudio, afirmó que la implementación eficaz y en tiempo de las reformas podrían permitir a la economía lograr tasas de crecimiento adicionales anuales entre uno y dos por ciento después de cinco años.

Pero dijo que México se tiene que asegurar de que el enorme potencial de esta batería de reformas no se diluya en el proceso de reglamentación.

Pie de  foto:

Luis Videgaray dijo que no se tocará el déficit público y los impuestos.

Publicidad