Niegan demócratas que haya acuerdo para ‘dreamers’

Dos legisladores demócratas dijeron que el jefe de gabinete del presidente Donald Trump, John Kelly, no ofreció ninguna solución legislativa para proteger a los ‘dreamers’ en una reunión que tuvieron el miércoles con el Caucus Hispano del Congreso.

El senador demócrata Bob Menendez dijo que la Casa Blanca está realizando demandas inaceptables en medidas de inmigración vinculadas a las protecciones para las personas que ingresaron ilegalmente a Estados Unidos cuando eran niños.

publicidad
Publicidad

Por su parte, Luis Gutierrez, congresista demócrata, declaró que la reunión del caucus con Kelly fue positiva pero que éste no ofreció ninguna solución al estancamiento en las conversaciones sobre el tema.

Los demócratas no se han pronunciado acerca de si apoyarán el proyecto de ley de financiación temporal que plantean los conservadores si no llegan a un acuerdo de inmigración.

Resaltan el papel de los ‘dreamers’ en el Ejército

Varios exaltos funcionarios estadunidenses resaltaron el papel que desempeñan en las Fuerzas Armadas los ‘dreamers’ que podrían ser deportados por la decisión del presidente, Donald Trump, de poner fin al programa de Acción Diferida (DACA).

Así se manifestaron en una rueda de prensa telefónica el exsecretario de Defensa, Leon Panetta, y los exsecretarios de Seguridad Nacional, Janet Napolitano y Jeh Johnson, quienes sirvieron en la Administración del anterior presidente, Barack Obama (2009-2017).

“Se trata de individuos que tienen habilidades únicas y que llevan a cabo misiones muy importantes en las Fuerzas Armadas”, defendió Panetta, quien no dudó en destacar que él mismo es hijo de inmigrantes italianos.

Panetta dijo creer que el actual secretario de Defensa, James Mattis, “entiende” la importancia que tienen los llamados ‘dreamers’ en las Fuerzas Armadas y que, por lo tanto, “se les debería dar la oportunidad de defender a Estados Unidos”.

El programa de Acción Diferida (DACA) fue implantado en 2012 mediante una orden ejecutiva firmada por el presidente Obama y tenía como objetivo el regularizar la situación de estos jóvenes para que pudieran estudiar, viajar, trabajar e, incluso, alistarse en el Ejército estadounidense.

Publicidad