Ola de crímenes azota a Culiacán

Santuario de algunos de los capos más connotados del crimen organizado y el narcotráfico hacen de esa capital estatal una de las ciudades mas violentas del país

Culiacán, la capital del estado mexicano de Sinaloa, sigue signada hoy por la violencia, que suma cerca de 120 asesinatos solo en mayo.

publicidad
Publicidad

La cifra es mayor a cualquier mes de 2014 y lo que va de 2015, según reportes de prensa y las autoridades sinaloenses, territorio situado en el Pacífico mexicano.

Santuario de algunos de los capos más connotados del crimen organizado y el narcotráfico hacen de esa capital estatal una de las ciudades mas violentas del país.

Según expertos, la incidencia del tráfico de drogas, y del narcomenudeo, se ha convertido en un fenómeno en el que están involucrados las autoridades policiales y otros actores, pues se ha convertido en un “modo de vida que lo salpica todo”, sustenta el diario La Jornada.

Entre los 120 crímenes a balazos del mes pasado, hubo un multihomicidio que llamó la atención de los sinaloenses, tan acostumbrados a la violencia a punta de bala y ejecuciones: cinco personas, cuatro de ellas menores, fueron abatidas cuando circulaban por la calzada Heroico Colegio Militar, en el sur de la ciudad.

Entre las víctimas iba un niño de 13 años alumno de una primaria ubicada a tres cuadras del lugar, y viajaban en una camioneta cuando fueron baleados desde otro vehículo. En el lugar, policías ministeriales encontraron 56 casquillos calibre 7.62, que se utilizan para el fusil AK-47.

Las autoridades estatales intentaron minimizar el hecho, a pesar de que ese mismo día fueron ocho las personas ultimadas de forma similar en la entidad.

Traemos algunos problemitas por la lucha contra el narcomenudeo; si ustedes ven el porcentaje de rivalidad delincuencial que se da en las ejecuciones andamos arriba de 80, 85 por ciento; estamos implementado nuestros operativos de siempre, nuestros policías no descansan, dijo el gobernador Mario López Valdez durante una gira de trabajo por Mazatlán.

En 2010, agregó, salían por la noche y eran el doble los asesinatos. Sin duda, los problemas que están surgiendo son entre ellos. Dijo que no habrá operativos especiales, ya que los esfuerzos de las corporaciones federales y locales están rindiendo frutos, y llamó a la ciudadanía a no alarmarse.

Tomás Guevara, psicólogo y catedrático de la Facultad de Sicología de la Universidad Autónoma de Sinaloa, es uno de los pocos especialistas que han realizado investigaciones sobre la violencia, el involucramiento de los jóvenes y la conducta social en torno a la criminalidad y sus efectos.

Publicidad