Pacientes con cáncer recibieron quimios falsas en Chihuahua

El fármaco fue administrados a ocho pacientes, por lo que se informa que este miércoles ya recibieron el fármaco original

Al menos ocho pacientes con cáncer recibieron quimioterapias falsas y agua destilada en lugar en el Centro de Cancerología de Chihuahua, y se informó que este miércoles recibieron el fármaco original.

Publicidad

El director de ese centro, Germán Ceballos Acosta precisó que el medicamento que recibieron esos pacientes no correspondía al original, lo cual fue certificado por la farmacéutica Lily, la cual lo produce.

“Tenían compuestos inactivos (los frascos con el supuesto medicamento), que ni para bien, ni para mal. Podemos hablar que prácticamente agua destilada, agua normal, agua corriente”, dijo en entrevista radiofónica con Radio Fórmula.

Ya se investiga la aplicación de esos medicamentos falsos contra el cáncer, que ocurrió en la administración del priista, César Duarte, en el periodo 2010-2016.

En septiembre de 2012 se nos informó de unos frascos que no correspondían al original, los cuales se sustrajeron de la farmacia; se hizo todo el procedimiento administrativo y se turnó al departamento jurídico”, explicó Cevallos.

Agregó que la carpeta de investigación continúa abierta, así como que la empresa productora, Lilly, corroboró que el medicamento no correspondía al original. “Se envió un frasco a analizar a su corporativo en Indianapolis, el cual nos dice que no corresponde al producto que maneja”.

“No se trataba de medicamento caducado, sino que es apócrifo, en el sentido que no era la marca que decía”, precisó.

Dicho fármaco se administró a ocho pacientes; de los 21 francos que conformaban el lote, quedaban 9 francos.

Ante este panorama, “la empresa Lilly nos donó un lote, justamente, de todo el medicamento original”; además, “a estos pacientes se les llamó, se les pasó el medicamento correspondiente y siguieron en su control”.

Germán Cevallos precisó que la atención de los ocho pacientes se dio en un lapso de un mes.

Sobre el abasto de medicamentos, el médico explicó que todas las unidades estatales “dependemos del surtimiento de un almacén central, el cual se surte a la vez de diferentes mecanismos. Básicamente de la licitación”.

Cevallos sostuvo que este tipo de situaciones golpea al gremio médico y a las enfermeras, pues “nadie en su sano juicio aplicaría este medicamento”.

Por último, sostuvo que ya toca a las instancias correspondientes “dictaminar qué es lo que corresponde”.

Con información de Radio Fórmula.