Podrías estar poniendo en riesgo tu salud al usar cloro para limpiar

El cloro es un elemento químico que no se halla en estado libre en la naturaleza

Hacer la limpieza agregando un poco de cloro a otros productos es casi un ritual realizado de generación en generación, sin embargo, ¿esta técnica en verdad funciona o solo expone nuestra salud a un riesgo innecesario?

El cloro es un elemento químico que no se halla en estado libre en la naturaleza y su popularidad ha aumentado con el paso del tiempo al destinarse para el uso de procesos de blanqueamiento y destrucción de gérmenes, pero en altas concentraciones resulta dañino para la salud.

publicidad
Publicidad

Sus compuestos, pese a ofrecer resultados efectivos en la eliminación de suciedad y bacterias, no son la mejor opción debido a que pueden provocar quemaduras en la piel e intoxicar a las personas y/o animales que sin querer lo ingieran.

También es una de las causas de problemas respiratorios e infecciones como amigdalitis, sinusitis, bronquitis, otitis y neumonía, principalmente cuando se encuentra en desarrollo o en etapa infantil.

Además de que los compuestos de este elemento contienen propiedades irritantes que dañan directamente al revestimiento de las células pulmonares, lo que provoca su inflamación y el desarrollo de enfermedades.

El sistema inmune es uno de los que podría verse mayormente afectado al igual que la vista, ya que el cloro al mezclarse con otros productos de limpieza podría dar como resultado ácido muriático, que causa estragos irreversibles en los riñones e hígado, y por supuesto en el sistema nervioso, pulmones y la dermis.

Una sugerencia para mantener los espacios que nos rodean en buenas condiciones de higiene es optar por alternativas naturales, como los desengrasantes de limón y los lava loza de vinagre, sal y limón.

Para la limpieza de pisos, en lugar de combinar el cloro con productos líquidos podría optarse por mezclar vinagre con jabón, evitando así reacciones adversas para todos.

Publicidad