Políticos al basurero de la historia

Agenda Política

Quién sabe qué es lo que mueve a ciertos sectores sociales para pretender revivir no solamente la memoria sino hasta repatriar los restos de Porfirio Díaz. En la escuela  nos enseñaron que ese señor fue un dictador que abusó del poder para perpetuarse en el mismo y enriquecer a una camarilla de familiares y allegados. Ahora nos salen otras historias y lo colocan como magnánimo, héroe de la patria y constructor del México moderno. Puras patrañas.

publicidad
Publicidad

Conforme a un sondeo  realizado por Consulta Mitofsky, Porfirio Díaz -quien se mantuvo en el poder por más de tres décadas-, es considerado como el segundo villano de la historia nacional, con el 8.5 de las menciones,  sólo debajo de Antonio López de Santa Ana, quien es el principal indigno con el 10.8 por ciento de las opiniones.

Resulta que la empresa encuestadora realizó este trabajo asegurando que los resultados “son producto del sistema educativo y de las leyendas difundidas más que el conocimiento de los personajes”.

Nosotros pensamos que todo personaje histórico, héroe o villano, siempre se maneja bajo la percepción de cada cual, con claroscuros, y en el caso de Porfirio Díaz sus años como dictador indudablemente que opacan sus actos heroicos y otras etapas que relatan sus apologistas.

De acuerdo con la encuesta la percepción negativa de Díaz disminuye con la edad de los encuestados. Así, 9% de mayores de 30 años los califican como “el peor personaje de la historia”; mientras que el 7% de jóvenes de 18 a 29 años sólo lo catalogan simplemente como “villano”.

En este mismo estudio el 3% de los encuestados opinan que Porfirio Díaz es un “héroe”, por debajo de Benito Juárez, quien encabeza la lista con el 18.9%; Miguel Hidalgo con el 14.2%; Francisco Villa y Emiliano Zapata con el 7.3 y 6.0%, respectivamente.

Porfirio Díaz podría sentirse orgulloso de su popularidad; revisando esta consulta, el 86% de la población dice tener conocimiento de él, de los cuales el 34% tiene una opinión favorable; el 31% una opinión regular y el 14%, mala.

Preguntando  si sus restos deben ser repatriados a México desde Francia, el 53% está de acuerdo, en contra del 35% que prefiere que se quede en el panteón de Montparnasse, y el resto, el 12% manifestó no saber o no contestó.

Otros personajes históricos considerados como “villanos” que aparecen en la lista son Victoriano Huerta con el 3.7%, Francisco Villa (curiosamente) con el 1.3% y Hernán Cortés con el 1%.

Estamos al tanto de saber si la historia también dará su lugar a verdaderos villanos políticos que pululan por ahí. Muchos ya merecen el basurero de la historia, el muladar.

Porfirio Díaz no está bien calificado por los mexicanos por sus actos, pero quizá otros también serán catalogados iguales o peores, al pasar los años, porque el veredicto popular no perdona.

Líderes sindicales, dirigentes partidistas, legisladores, gobernantes actuales y pasados  y uno que otro explotador empresario podrán quedar en línea calificados igual o en peores condiciones que Porfirio Díaz, personaje de nuestra historia al que quieren revivir a costa de lo que sea. Mejor que lo dejen dormir tranquilo en su mullida tumba.

Muchos, en verdad, y algunos están vivos, merecen el basurero de la historia, los rellenos sanitarios y los cementerios donde se olvida a los trúhanes, pillos e hijos de la jijurria.

SALUDOS.

Publicidad