Por qué tu número de parejas sexuales no te define

Hace tiempo leí los resultados de una encuesta que indicaban que el número de parejas sexuales que una mujer debía tener antes de ser considerada “promiscua” o “mojigata” era siete.

 

Publicidad

 

Es decir, siete es el número de personas con las que debes dormir para que los demás no te vean ni como una puta, ni como una inexperta.

Pero, ¿realmente el número es relevante?

No, las personas no se definen por la cantidad de parejas sexuales que han tenido. Si el número está más cerca de 10 o 100, la persona sigue siendo la misma.

Una mujer no es «fácil» porque se ha acostado con veinte y, por el contrario, tampoco es una «apretada» o «aburrida» por solo hacerlo con dos.

¿Realmente tiene sentido juzgar a una persona por la cantidad de hombres o mujeres con las que se involucró en el pasado?

Si esa mujer tiene sexo con protección y se hace chequeos médicos, pero sobre todo, es feliz acostándose con un hombre diferente cada fin de semana, el número es irrelevante.

Ni la persona que ha tenido treinta parejas sexuales vale menos, ni la que ha tenido tres vale más.

Dejemos de juzgar y calificar a una mujer por su número de parejas sexuales. Solo recuerda, es su cuerpo y son sus decisiones.

Y si te preguntan tu número en alguna reunión, no tienes por qué decirlo. Pero si lo haces, no tienes por qué justificarlo. Es algo muy personal y nadie tiene derecho a hacerte sentir mal.

 

¿Te han preguntado cuántas parejas sexuales has tenido?

 

A ellas sí, y mira lo que respondieron.

 

Testimonio 1

“No diría que las he contado, pero sí recuerdo a cada hombre con el que he dormido, si hizo su trabajo, si estábamos sobrios… Nunca he sido promiscua, pero me gusta el sexo, mucho, así que no me gusta usar los números.

Si soy feliz con lo que estoy haciendo y me siento segura, entonces el número no importa”.

Testimonio 2

“Después de haber tenido varias parejas sexuales a lo largo de los años, encontré que esas experiencias no han tenido ningún impacto en mi relación actual, así que no las cuento porque he tenido diferentes tipos de experiencias sexuales.

Mientras estés segura y disfrutes, el número es irrelevante”.

 

Testimonio 3:

“Me gusta tener una lista. Ahí escribo los nombres de mis parejas sexuales y, a veces, una nota de si ellos me enseñaron algo nuevo. El número 14 fue una mierda, pero fue el primero que me hizo sexo oral. ¿Cómo no iba a escribir algo así en mi lista?

Testimonio 4:

“Viví en el extranjero durante mucho tiempo y dormí con entre 15 y 20 chicos, ese fue el momento en el que dejé de llevar la cuenta. Estuve segura la mayor parte de las veces, me hice exámenes médicos con regularidad y no me arrepiento de mis encuentros.

Tuve sexo con 4 o 5 lenguas románticas y, honestamente, no podría deletrear todos los nombres de la lista”.

Testimonio 5:

“Solo cuento a mis novios. He intentado contar las aventuras amorosas que he tenido o los hombres de una noche, pero al final termino frustrándome y no necesito pasar por esa situación”.

Testimonio 6:

“Tengo una lista y nunca me he sentido bien con ella. Era incómodo cuando me había acostado con 2, después cuando fueron 5 y ahora me siento una mierda porque mi número es de 14, lo cual es perfectamente normal para alguien de 25 años.

Cuando un hombre de mi edad ha dormido con 14 mujeres, es considerado como algo normal, pero yo aún me siento terrible conmigo misma por esta cantidad”.

 

Testimonio 7:

“Odio admitirlo, pero siempre contesto que 7 cuando un hombre me pregunta cuántas parejas sexuales he tenido.

Fueron 7 por algún tiempo, no más, pero siento que no es justo que tenga que responder sobre este tema, cuando probablemente el tipo con el que estoy saliendo haya dormido con 7 mujeres sólo durante su primer año en la universidad”.