Presidentes municipales ponen altar en San Lázaro a “presupuesto muerto”

Alcaldes de diversas entidades colocaron en las puertas de la Cámara de Diputados ofrendas del Día de Muertos para simbolizar “la muerte por inanición” de los ayuntamientos ante los recortes al presupuesto federal destinado a seguridad e infraestructura en los municipios.

Encabezados por Juan Hugo de la Rosa, presidente municipal de Nezahualcóyotl, los inconformes demandaron restituir los diversos fondos del Ramo 23 para obra pública y ampliar de 3 mil a 6 mil millones de pesos el Programa de Fortalecimiento para Seguridad (Fortaseg) en el Presupuesto 2020.

publicidad
Publicidad

Dicho fondo destinado a la compra de uniformes y chalecos policiacos, patrullas y equipamiento se redujo de 5 mil millones a 4 mil millones de pesos de 2018 a 2019, y para el próximo año el gobierno federal propuso recortarlo a solo 3 mil millones.

“Lo que pasa es que nuestros municipios están viviendo una crisis muy grave, lo que vemos es que cada día se va a deteriorar más la calidad de vida de todos los que vivimos en los municipios ante la falta de obra de infraestructura municipal, ante la falta de obras de drenaje, agua potable, pavimentos, alumbrado público, en fin, esto lo que va a provocar es que se deteriore todavía mucho más la calidad de vida en los municipios”, puntualizó.

De la Rosa advirtió que, de no ser atendidas sus demandas en la Cámara de Diputados, la próxima semana volverán con movilizaciones a la Ciudad de México.

La Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados recibirá esta tarde a los cerca de veinte representantes del Movimiento Nacional Municipalista que arribaron desde la mañana al Palacio de San Lázaro.

Publicidad