Primer debate entre Hillary y Trump rompe récord de audiencia

Más de 80 millones de personas vieron el debate de los aspirantes demócrata y republicano, imponiendo un nuevo récord de audiencia para un suceso político

Un total de 80.9 millones de personas siguieron el primer debate presidencial entre la aspirante demócrata Hillary Clinton y el republicano Donald Trump, que fue transmitido en vivo por 12 cadenas estadunidenses, según resultados preliminares.

publicidad
Publicidad

Aunque las cifras finales están siendo recopiladas por la firma Nielsen, se trataría de un nuevo récord de audiencia para un suceso político, aunque por debajo de eventos deportivos como el Súper Tazón.

La cadena CNN informó que tuvo 9.8 millones de televidentes, mientras que Fox acumuló 11.4 millones y MSNBC 4.9 millones.

El evento de 90 minutos de duración fue transmitido sin cortes comerciales. Millones más siguieron el debate en redes sociales a través de plataformas como Google, Facebook y Twitter.

La candidata demócrata Hillary Clinton fue considerada como la ganadora del primer debate en la carrera por la presidencia de Estados Unidos contra el republicano Donald Trump, quien tras verse arrinconado por la ex secretaria de Estado prometió ser más duro con sus críticas en el próximo encuentro cara a cara.

Un sondeo inmediato de CNN/ORC dijo que el 62 por ciento de los encuestados consideró que Clinton ganó el debate y el 27 por ciento pensó que Trump fue el vencedor.

Clinton estaba bajo presión para exhibir un buen desempeño tras sufrir una neumonía y una caída en los sondeos de opinión, y sus largos días de preparación parecieron rendir frutos en su primer choque de 90 minutos contra Trump.

En la mañana del martes, Trump lo denominó como “el debate de los debates” y prometió ser más duro con Clinton en su próximo encuentro el 9 de octubre.

“Puede que la golpee con más dureza en algunos asuntos”, dijo Trump en una entrevista telefónica con “Fox & Friends”. Asimismo, dejó claro que se reservó algunos ataques al no hablar de los escándalos sexuales del ex presidente Bill Clinton porque entre el público estaba la hija de la pareja, Chelsea.

Publicidad