Promete Trump que bajará costo del muro

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, afirmó que reducirá el costo del muro en la frontera con México, luego que informes del propio gobierno han calculado esta semana que la construcción ascenderá a 21 mil 600 millones de dólares.

En mensajes en su cuenta de Twitter, Trump afirmó que el costo del muro disminuirá tan pronto él se involucre en el proyecto, tal como hizo al negociar aviones F-35 con el fabricante Lockheed Martin o el avión presidencial Air Force One.

Publicidad

Estoy leyendo que el gran muro fronterizo costará más de lo que el gobierno originalmente pensaba, pero no me he involucrado en el diseño o negociaciones todavía.

“Cuando lo haga, al igual que con el avión de combate F-35 o el programa Air Force One, el precio disminuirá”, escribió.

De acuerdo con un informe del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), dado a conocer esta semana, el muro costará 21 mil 600 millones de dólares, sin contar con el mantenimiento, una cifra mucho mayor a los cálculos originales expresados por Trump en su campaña.

Durante la carrera presidencial, Trump afirmó que construir el muro valdría entre ocho mil y 12 mil millones de dólares, y más tarde el Congreso calculó que el proyecto tendría un costo de entre 12 mil y 15 mil millones de dólares.

El mandatario estadunidense aseguró, sin embargo, que sus dotes de negociador reducirán el precio, tal como hizo con Lockheed Martin, que anunció que vendería 90 aviones F-35 en ocho mil 500 millones de dólares al gobierno.

La rebaja (700 millones de dólares menos que el precio original) sucedió luego de que Trump se quejó en un mensaje de Twitter del costo de estos aviones militares de combate.

Asimismo, logró que el fabricante de aviones Boeing se comprometiera a que el costo de su avión Air Force One no superara los cuatro mil millones de dólares, después que el entonces presidente electo amenazó en un mensaje con cancelar el pedido.

En el caso del muro, sin embargo, no resulta claro con qué empresa negociará Trump una disminución en el costo de construcción, que parte de una estimación del propio gobierno federal.