Proyecta Trump militarizar la frontera con México

El presidente de Estados Unidos anuncia que, hasta que haya un muro, las fuerzas militares protegerán la frontera sur, aunque no ofreció más detalles sobre el plan

El presidente Donald Trump anunció planes para militarizar la frontera entre Estados Unidos y México.

publicidad
Publicidad

“Vamos estar protegiendo nuestra frontera con nuestras fuerzas militares. Eso es un gran paso”, dijo durante un almuerzo de trabajo con los presidentes de Estonia, Lituania y Letonia.

“No podemos tener a personas entrando a nuestro país ilegalmente (…) y por cierto nunca aparecen ante los tribunales”, añadió.

Trump no ofreció más detalles sobre sus propuesta para militarizar la frontera sur, pero se refirió a la caravana de migrantes centroamericanos que se dirigen a este país.

“Si llegan a nuestra frontera nuestras leyes son tan débiles y tan patéticas… Es como si no tuviéramos una frontera”, indicó.

“Vamos a hacer algunas cosas militarmente, hasta que tengamos un muro”, destacó.

En una conferencia de prensa poco más tarde, Trump insistió en que se está “preparando para que los militares se encarguen de asegurar la frontera entre México y Estados Unidos”.

“Vamos a poder hacer algo sobre eso muy pronto, esperemos que el Congreso (actúe para cambiar las leyes)”, declaró.

Tanto los expresidentes George W. Bush (2001-2009) como Barack Obama (2009-2017) recurrieron a soldados de la Guardia Nacional, un cuerpo de reserva de las Fuerzas Armadas, para vigilar la frontera en distintas operaciones puntuales, pero esa medida recibió entonces críticas por su elevado coste.

Trump quiere, por otra parte, que el Pentágono ayude a financiar la construcción del muro fronterizo con México, y la semana pasada habló con Mattis sobre ese tema, según el Departamento de Defensa.

El presidente parece descontento con los fondos que logró para su proyecto estrella en el presupuesto federal, que incluye únicamente mil 600 millones de dólares para la construcción de una barrera fronteriza, pero con condiciones muy restrictivas y lejos de sumar los 25.000 millones que había pedido al Congreso.

Para beneficiarse de los extensos fondos del Pentágono, sin embargo, sería necesario “reprogramar” la financiación concedida al Departamento de Defensa para el año fiscal de 2018, y eso requiere una acción del Congreso, donde es difícil que Trump obtenga los 60 votos que hacen falta para ello.

Especialistas lanzan alerta

Amnistía Internacional (AI) alertó sobre la propuesta de Donald Trump de enviar militares a la frontera entre Estados Unidos y México, ya que podría costar vidas de algunas de las personas más vulnerables del mundo.

En una reacción ante la propuesta del mandatario estadunidense, representantes del organismo de defensa de los derechos humanos cuestionaron que la propuesta de militarizar la frontera fuera acompañada de un plan para restringir aún más las solicitudes de personas que buscan asilo y protección en Estados Unidos.

Marselha Goncalves Margerin, directora de defensoría para las Américas en AI, consideró que en los días recientes Trump ha minimizado abiertamente la situación desesperada de aquellas personas que huyen de la violencia y la persecución, y que sólo quieren encontrar un lugar seguro para ellos y sus familias.

“Estas medidas propuestas podrían poner en grave riesgo la vida de algunas de las personas más vulnerables del mundo. Dar la espalda a las familias desesperadas no hace a nadie más seguro”, opinó.

Por su parte, Erika Guevara-Rosas, directora para América de AI, afirmó que muchos de los que buscan ingresar a territorio norteamericano están huyendo de la violencia terrible y las amenazas de muerte en Honduras, El Salvador y Guatemala.

“La administración de Trump tiene la obligación de proteger a todas aquellos que buscan refugio y a respetar su derecho a solicitar asilo. Negarles ese derecho sería una grave violación de las leyes estadunidenses e internacionales”, señaló Guevara-Rosas.

Por otra parte, Walid Hejazi, profesor asociado en la Escuela de Administración Rotman, en la Universidad de Toronto, dijo que es una táctica dirigida a su base, pero a la vez un acto peligroso.

“Su mensaje está dirigido a su base bajo el argumento de que la gente puede entrar fácilmente a Estados Unidos por su frontera sur, y Trump quiere mostrar a su base que está protegiendo al país”, explicó el investigador.

Publicidad