Pueblos Mágicos de Jalisco fracasan

El diagnóstico de la Universidad de Guadalajara revela que dichos destinos son opción únicamente para turismo regional

Pese a que recientemente dos municipios de Jalisco obtuvieron la certificación y se completaron siete localidades con ese nombramiento, los Pueblos Mágicos de la entidad no han cumplido con el objetivo de aumentar el número de visitantes ni la estancia promedio de éstos.

Publicidad

De acuerdo con un estudio realizado por investigadores del Centro Universitario de Ciencias Económico Administrativas (CUCEA) de la Universidad de Guadalajara, sobre la situación turística, socioeconómica y medioambiental de los Pueblos Mágicos en la entidad, éstos siguen siendo solo una opción para el turismo regional o de fin de semana.

Según el diagnóstico de la casa de estudios, si bien los Pueblos Mágicos han mejorado considerablemente su imagen urbana, dichos destinos no han podido despegar para posicionar la marca a nivel nacional o internacional.

Según los investigadores, la sola belleza cultural o natural del destino no es suficiente para atraer a los visitantes, sino que se requiere la elaboración de paquetes que incluyan transporte, atracciones, hospedaje, alimentación y servicios complementarios.

“Ese es un problema no exclusivo de Jalisco, sino de marca. No se ha posicionado más allá de las regiones, y mucho menos a nivel internacional. Aún es un turismo interno, algunos ni oferta hotelera tienen”, afirmó Salvador Gómez Nieves, uno de los dos responsables de la investigación.

“San Sebastián (del Oeste) está cerca de Puerto Vallarta, pero no hace que la gente permanezca. Fuera de los logros en Tequila con los trenes y los tours turísticos, la gente no permanece. Mazamitla y Tapalpa son similares, pero es turismo interno de fin de semana. Falta jalar al turismo externo”, refirió por su parte, Melisa Rodríguez, otra de las responsables del diagnóstico.

Cuando se elaboró el estudio, Jalisco contaba con cinco Pueblos Mágicos; Tapalpa, Mazamitla, Tequila, San Sebastián del Oeste y Lagos de Moreno, pero el mes pasado, la Secretaría de Turismo federal concedió el nombramiento a dos municipios más, Talpa de Allende y Mascota.

De acuerdo con los especialistas, aunque las dos nuevas comunidades cuentan con los merecimientos para obtener la distinción, enfrentan los mismos desafíos que los cinco anteriores; es decir, mantenimiento urbano, frenar el crecimiento del ambulantaje, abatir la inseguridad y crear paquetes con productos turísticos atractivos.