Que se pudran en la cárcel los rijosos del Jalisco: Guzmán

Aficionados de la “barra” del Atlas se enfrentaron a golpes con policías de Guadalajara en el estadio Jalisco, el 17 de mayo

El presidente del Atlas, Gustavo Guzmán, pedirá a las autoridades que se aplique la ley con rigor a quienes estuvieron involucrados en los disturbios en el estadio Jalisco, en el duelo que fueron eliminados de la liguilla por Chivas.

Publicidad

La postura del directivo rojinegro fue contundente: “Lo que más nos interesa es que se pudran en la cárcel”.

Dijo que los castigos contra los responsables de los incidentes serán por el bien de la institución y pidió a sus aficionados, a quienes consideró el activo más importante del equipo, que apoyen de manera pacífica.

La sanción impuesta a los Zorros por la Comisión Disciplinaria de la Federación Mexicana de Futbol fue aceptada en buenos términos por el conjunto rojinegro, que consiste en el veto de dos partidos al estadio Jalisco y siete mil días de salario mínimo, es decir, casi medio millón de pesos.

El miércoles fueron consignados ante el juzgado décimo primero nueve barristas del Atlas que ingresaron a la cancha en el duelo contra el Guadalajara y que fueron detenidos por la policía.

La Fiscalía General del Estado informó que se trata de Gerardo Valle Guzmán, de 20 años; Héctor Isaac Bañuelos Hernández (21), Luis Alfonso Gutiérrez Ceja (27), José Antonio González Villafaña (20), Mario Alberto Buenrostro Ruiz (22), Joaquín Alejandro Corral Abazcal (21), Víctor Manuel Cabral Barrios (20), Diego Oswaldo Salcedo Meza (18) y César Mendoza Valencia (24).

También se informó que el menor de edad retenido tras la gresca enfrentará su proceso en libertad, ya que las conductas en las que presuntamente incurrió no son consideradas delito grave, aunque se abrió un expediente en su contra y será remitido a un juez especializado en justicia integral para adolescentes.

Todos fueron reconocidos por policías de Guadalajara y personal de seguridad interna del estadio como los agresores durante el partido realizado en el Jalisco. Según la declaración de los uniformados, los agresores les causaron lesiones además de daños en su equipo, como escudos y cascos.

“Luego de reunir testimonios y otras evidencias, el representante social ejerció acción penal contra Gerardo Valle Guzmán por los delitos de robo calificado “hurtó un radiocomunicador de un oficial”, pandillerismo y violencia en eventos deportivos”, detalló la fiscalía.

Los otros ocho fueron consignados por acciones cometidas contra representantes de la autoridad, lesiones, daño en las cosas, pandillerismo y violencia en eventos deportivos, este último considerado en la Ley General de Cultura Física y Deporte.