River Plate es CAMPEÓN de la Copa Libertadores

En un vibrante final, que se alargó hasta el tiempo extra, los Xeneizes no pudieron reponerse de la anotación de sus rivales y la ‘Final del Mundo’ es para los platenses, logrando su cuarto título histórico

La llamada “Final del Mundo” no fue una decepción.

publicidad
Publicidad

A pesar de tener unos 90 minutos “flojos”, el juego se alargó a Tiempo Extra y la adrenalina llegó para las dos escuadras más importantes de Argentina.

Al final, tras dos cancelaciones, una por violencia y la otra por falta de sede, y una más por clima en la cancha de Boca Juniors, fue River Plate quien demostró la garra y actitud que se necesita en esta clase de torneos y alzó, por cuarta vez en su historia, la Copa Libertadores de América, en su edición 2018.

El colombiano Juan Fernando Quintero, elegido como el Mejor Jugador de la competencia, anotó el gol que desató la euforia en un atípico Santiago Bernabéu, el cual observó cómo los Millonarios se bañaron de gloria, frente a la mirada atónita de sus rivales Xeneizes.

El trámite del juego, sobre todo en la primera mitad, estuvo falta en emociones. Un duelo peleado en el medio campo, que se caracterizó más por las faltas y los dimes y diretes entre ambos jugadores, hasta que vino el grito de “gol” por parte de la fanaticada de los “visitantes”.

En la agonía de la primera mitad, Darío Benedetto, quien se había convertido en el hombre gol por parte de los azul y amarillo, se enfiló hacia el marco y con frialdad hizo el 1-0 en el juego (3-2 global favor Boca) y celebrar (hasta de manera burlona) hacia la hinchada que se dio cita en las gradas del Real Madrid.

La anotación del “Pipa”, mexicano naturalizado y exjugador del América, dejó tranquilos a los pupilos de Guillermo Barros Schelotto y en preocupación a los del “Muñeco” Gallardo, quien tuvo que ajustar para poder conseguir, al menos, la igualada.

Y así fue. Transcurrieron 23 minutos para que los Platenses expulsaran la euforia que se habían guardado por más de dos semanas. Tras una descolgada de River, Lucas Pratto hizo el del empate al 68’ y comenzó el duelo de defensas entre ambas escuadras, tanto, que llegaron a consumarse los 90 minutos y definir todo en el complemento de media hora.

Pero, sin lugar a duda, el Tiempo Extra fue de los Millonarios.

Hasta la segunda parte, los de Gallardo se fueron a la ofensiva sin miedo y, la figura del torneo, JuanFer Quintero marcó una anotación que dará la vuelta al Mundo. Desde fuera del área sacó un trallazo que pegó el travesaño y se metió en la portería de Esteban Andara para hacer el 2-1 al 109’ y la explosión del recinto, casa de los Merengues.

Y, por si fuera poco, tras un tiro de esquina de Boca, Armani sacó un puñetazo que terminó siendo una asistencia, y el Gonzalo “Pity” Martínez tomó la bola para llevar hasta el otro lado, y sin Andara en su meta, anotó el 3-1 definitivo, ante unos Xeneizes con nueve hombres, tras la expulsión de Wilmar Barrios al 92’ y la lesión de Fernando Gago.

Ahora, River Plate es por cuarta ocasión campeón de la Copa Libertadores y, bajo las palabras de sus mismos jugadores, quienes se abrazaron y consolaron con sus rivales, esperan que dicha gloria y triunfo sea un parteaguas para la pésima situación de violencia que manchó, por momentos, la “Final del Mundo”.

Publicidad