Rosamorada sufre crisis gubernamental

Ocho de los diez regidores del Ayuntamiento de Rosamorada se pronunciaron en contra el Alcalde Juan Gregorio Ramírez Ruíz, lo acusan de actos de corrupción, lo acusan de generar condiciones de ingobernabilidad al pretender imponer sus decisiones por encima de la mayoría del Cabildo.

Además lo acusan de haber hecho descuentos injustificados en el pago de sus quincenas, no sólo a ellos sino a todos los trabajadores, incluidos a los policías, menos a los afiliados al SUTSEM.

Publicidad

Se reveló que les quitó la compensación, apoyo de gestión y excesivas canonjías, entre tantas, meter cada Regidor 5 trabajadores.

También acusaron a la nueva administración de nepotismo, y es que dos hijos de la síndica tienen cargos en la administración municipal. José Ángel Valdivia García es director del DIF mientras que Miguel Francisco Valdivia García es asesor del presidente, Juan Gregorio Ramírez.

Acusaron los regidores que otro de los que también tiene familiares trabajando en el ayuntamiento, es el regidor del PAN Héctor González, debido a que su hermano José González se desempeña como director de Obras Públicas de Rosamorada, cargos que son votados por el Cabildo.

Los regidores inconformes manifestaron que el Alcalde de Rosamorada retiró la compensación a los policías de mil pesos, quedando su sueldo de 3 mil 200 a 2 mil 200, situación con la que están en desacuerdo, toda vez que son quienes arriesgan la vida para cuidar a los habitantes del municipio.

“Te recuerdo presidente, no eres autónomo, no eres el dueño del municipio, no eres el dueño de Rosamorada”, le reprochó el regidor Carlos Alberto Ramírez Torres, quien le hizo un enérgico llamado a dialogar y llegar a acuerdos en beneficio de su pueblo.

Por su parte, el regidor del PRI Cristian Medina Sánchez, pidió la intervención del gobernador de Nayarit, Antonio Echevarría García, para que ayude como mediador de este conflicto-

Derivado de lo anterior, trascendió que en sesión pública ordinaria celebrada el pasado 12 de octubre, los regidores de los partidos PRI, Morena, Nueva Alianza e independientes, exigieron al Alcalde del PT, Juan Gregorio Ramírez Ruiz un incremento en las prestaciones que reciben, las cuales llegarían casi a los cien mil pesos, siendo 23 mil de salario base, 57 mil de compensación, 10 mil de gestión, 2mil 500 de gasolina, 2mil 500 de fondo de ahorro además cinco empleados a cada uno de ellos, con una salario superior a los 7 mil pesos.

Encabezados por la regidora Brisia Marlene Rocha Sánchez, hija del ex diputado local y federal, Juan Manuel Rocha Piedra y quien llegó al cargo vía plurinominal, afirmó en la sesión de cabildo: “porque no nos alcanza el sueldo que nos dan”.

Con el objetivo de lograr su cometido, los ocho regidores lograron destituir del cargo al tesorero y contralor del municipio, con el objetivo de obligar al Alcalde a firmar las prestaciones que exigen, sin embargo Juan Gregorio considera que es imposible que las arcas del municipio soporten esta carga financiera.