Se abre grieta dentro de Fiscalía; evacúan a trabajadores

Tras ser alertados sobre el riesgo, al lugar arribaron elementos de Protección Civil, quienes comenzaron a valorar los daños en la estructura del edificio

Un gran estruendo, seguido de una importante movilización de los servicios de emergencia, se registró dentro de las instalaciones de la Fiscalía General del Estado, luego de que una grieta de gran tamaño se abriera en la segunda planta de uno de sus edificios, muy cerca de la oficina que ocupa el fiscal Petronilo Díaz Ponce.

publicidad
Publicidad

Al escucharse el crujir de los muros se generó una gran alarma entre los Ministerios Públicos y demás trabajadores de la Fiscalía, que fueron rápidamente desalojados ante el temor de que el edificio se viniera abajo.

Tras ser alertados sobre el riesgo, al lugar arribaron elementos de Protección Civil, quienes comenzaron a valorar los daños en la estructura del edificio que alberga el despacho de fiscal, así como la oficina de Recursos Humanos. Los daños en la planta baja han comenzado a evidenciarse con la apertura de otra grieta que ocasionó una separación entre las piezas de vitropiso.

Ambulancias de paramédicos también llegaron al lugar de los hechos.

Esta situación evidencia los malos manejos de los recursos para esta obra, al utilizar materiales de menor calidad.

No hay riesgo de colapso: Petronilo Díaz

Luego de la gran alarma suscitada la mañana de este miércoles en las instalaciones de la Fiscalía General del Estado de Nayarit, donde en uno de sus edificios se abrió una gran grieta que puso en riesgo el mismo inmueble donde se encuentra el despacho del titular de la dependencia, Petronilo Díaz Ponce negó más tarde que haya riesgo de colapso de la estructura 

Por su parte director de ingeniería de proyectos de Obras Públicas, declaró sin miramientos que el edificio había sido mal construido y tiene problemas de cimentación por haber sido usado en su construcción un material arcilloso, pero pese a estos detalles y de manera contradictoria, asegura que el edificio, en general, está en buenas condiciones.

Publicidad