Se inició la fiesta en Monterrey

El nuevo estadio de los Rayados del Monterrey, cuyo costo fue de alrededor de tres mil millones de pesos, quedó oficialmente inaugurado.

Con la presencia de personajes del futbol nacional y autoridades locales, el presidente Enrique Peña Nieto encabezó la apertura del nuevo estadio del equipo regio, ubicado en el municipio de Guadalupe, Nuevo León.

publicidad
Publicidad

El coloso fue construido por la compañía estadunidense Populous firma que erigió el Omnilife, de Guadalajara, casa de las Chivas. La  firma también ha reconstruido siete estadios de la NFL, entre ellos los de Houston, Nueva Inglaterra y Baltimore. En Grandes Ligas levantó el nuevo Yankee Stadium, de Nueva York.

En el evento también estuvieron el presidente del Consejo de Administración de Femsa, José Antonio Fernández, así como el máximo dirigente del futbol mexicano, Decio de María, y el consejero delegado del Club Monterrey, José González.

Durante la ceremonia, el jefe del Ejecutivo federal develó una placa conmemorativa, con lo que quedó formalmente inaugurado el flamante estadio regio, e indicó que fue un honor estar en el lugar.

“Como presidente me siento honrado de acompañar a la sociedad neoleonesa para inaugurar este estadio. Es una obra que será ícono del dinamismo económico de la entidad”, declaró el mandatario.

El presidente destacó la participación de los empresarios en la construcción del inmueble que llevó cuatro años de proceso y se logró luego de siete años de haberse presentado como proyecto.

En el acto habló también el gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina, y expresó que “valió la pena haber logrado este diseño, valió la pena no conformarse con la construcción de un estadio ordinario”.

Medina agradeció también a José Antonio Fernández la invitación para la inauguración del nuevo hogar del cuadro rayado.

Publicidad