Senado va por cárcel por portación ilegal de armas

En un reto para pacificar a México se buscará frenar el tráfico, posesión y uso de armas ilegales en el país; quienes infrinjan no alcanzarán libertad

Con 89 votos a favor y uno en contra, el Senado elevó a “delito grave” la portación de armas y cartuchos ilegales en México, por lo cual ninguna persona que posea, trafique y use este tipo de armamento podrá concedérsele la libertad.

publicidad
Publicidad

“Este dictamen es un paso al frente en la pacificación de México, que tanto deseamos. Un país sin armas es un país más seguro”, indicó el presidente de la Comisión de Justicia, Fernando Yunes Márquez.

Los senadores y el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, quien fue invitado al Senado en representación de los gobernadores del país, asumieron el reto de pacificar a México y frenar el tráfico, posesión y uso de armas ilegales en el país.

“Simplemente el hecho de portar un arma genera un peligro para la sociedad”, refirió el jefe de Gobierno de la capital del país.

El Senado reformó disposiciones del Código Penal Federal, de la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos, las cuales establecen penas de entre 7 y 15 años de prisión para quienes porten armas de manera ilegal, y al ser un delito grave, no podrán quedar en libertad.

Se dejó en claro que en el país existen 13 millones de armas ilegales y que, por ejemplo, en la Ciudad de México casi la mitad de los homicidios son producto del uso de armas irregulares.

“Les puedo decir que el 47% de los homicidios están vinculados a riñas, en muchos de estos casos lo que sale a relucir es la existencia de armas que se detectaban, que se portaban de manera ilegal”, apuntó Mancera.

Sólo un solo un senador votó en contra de las restricciones para la portación de armas de fuego: el panista Jorge Luis Preciado, quien promueve actualmente una iniciativa para que todo ciudadano pueda portar armas de fuego en su coche, su negocio o en su casa.

“Por eso yo creo que primero antes de incrementar las penas, lo que debiéramos hacer es regularizar para que la gente que no es delincuente y que quiera tener un arma para su legítima defensa pueda tener esa oportunidad en su estado”, dijo Preciado.

Publicidad