Sin educación no existe superación: Jorge Richardi

Soy un ser creyente de la educación; estoy convencido de que con ella  podemos transformar pueblo y sociedad

Todo se puede lograr, desde abajo, con esfuerzo y con trabajo. Soy un ser creyente de la educación y estoy convencido de que la única forma en que podemos transformar pueblo y sociedad es a través de la educación.

publicidad
Publicidad

Lo anterior fue señalado por el rector de la Universidad Vizcaya de las Américas, Jorge Richardi, durante una reunión con mujeres tepicenses que lo invitaron a que les platicara su trayectoria profesional y los éxitos obtenidos.

“Si no hay educación no hay superación; si no hay educación no hay un avance, y tenemos que esforzarnos más en que cada vez nuestros jóvenes y niños también compartan esa filosofía de vida”, afirmó.

“Yo soy producto de la educación, por eso creo enormemente en ella. Y no hablo por hablar: hay naciones completas que han demostrado que el camino de la educación es la base correcta para mejorar”, agregó.

En seguida, dio a conocer que tres países tienen los mejores niveles educativos en el mundo: número uno, Finlandia; número dos, Corea del Sur; número tres, Japón; “y los tres países que nombro son economías y potencias mundiales ¿Por qué? Porque han logrado aferrarse a eso, a lograr estándares de calidad en educación”, explicó.

Jorge Richardi manifestó que el trabajo educativo no es  de un día para otro. “A  veces se tardan una generación, se tardan décadas, pero al final de cuentas la educación rinde sus frutos si se sabe aplicar adecuadamente”.

Durante la charla con este grupo de mujeres, Jorge Richardi describió que llegó  a Tepic hace 17 años.

“No soy nayarita de nacimiento, porque uno no decide dónde nacer, pero uno sí puede decidir dónde quiere vivir y dónde quiere trascender, y yo quiero;  yo ya decidí desde hace 17 años que Tepic es mi casa, Nayarit es mi hogar, y hace 17 años tomé la mejor decisión de mi vida, elegir esta tierra generosa que para mí es una tierra de oportunidades, como mi casa o mi madre adoptiva”.

“Así lo siento yo.  Si bien es cierto, madre es quien te da la luz, también es madre aquella que te recibe, te cobija, te cuida, que te trata bien, y así para mí es Tepic, es como mi madre adoptiva, pero hoy yo le llamo hogar y le llamo casa”.

Por otra parte, reiteró que Jorge Richardi nació  hace 48 años en el puerto de Mazatlán, en el vecino estado de Sinaloa: “Yo vengo de una familia muy humilde que creció en una colonia como hay muchas, que no tenía ni siquiera los servicios básicos, no había drenaje, en un principio no había luz. Y recuerdo que lo primero que recibimos fueron servicios de agua potable, porque era una colonia irregular, de esas colonias que se formaban por paracaidistas, que cuando llegaba de repente un dirigente, tomaba la colonia y se vendían los terrenos a bajo costo”.

Y abundó que él sabe lo que es vivir sin tener los servicios básicos del municipio, lo cual afecta mucho a las familias.

“Me tocó vivir en una colonia de reciente creación. Les estoy hablando de hace más de 40 años. Hace días  estuve en colonias donde yo me vi reflejado, y vi proyectada mi infancia, pero estamos en 2017 y desafortunadamente todavía hay asentamientos  que no tienen drenaje, en donde la gente todavía hace sus necesidades al aire libre, con dificultades e incomodidades como las que existían hace  40 años, y eso es inadmisible. Necesitamos trabajar para mejorar nuestro entorno y lograr verdadera calidad de vida de los habitantes”, puntualizó.

Publicidad