Síndrome del bebé olvidado, qué es y por qué podría pasarle a cualquiera

Es particularmente peligroso pero existe, ya ha cobrado la vida de muchos niños y bebés. Es más que un descuido o una irresponsabilidad. Es un lapso en que la mente juega con lo más querido que tenemos, nuestros hijos.

Un accidente terrible

publicidad
Publicidad

A raíz de que se han vuelto frecuentes los trágicos casos de niños olvidados dentro de autos bajo temperaturas extremas, ha surgido el debate de qué sucede en el cerebro de esos papás  y si deben ser juzgados por un crimen.

“Si eres capaz de olvidar tu teléfono celular, eres potencialmente capaz de olvidarte de tu hijo”, dice David Diamond, profesor de Fisiología Molecular de la Universidad del Sur de Florida en Tampa, Estados Unidos.

Sé que no hay comparación, pero Diamond ha investigado por años el tema. De acuerdo con  el especialista, el síndrome del bebé olvidado ocurre cuando los padres se enfocan en tareas futuras en lugar del momento. Están atareados por lo que deben hacer, se abstraen en cómo cumplir con sus pendientes y no reparan en el presente, lo que resulta muy peligroso para un bebé dormido y tranquilo.

El cambio de rutina y la multitarea suelen ser causas que hacen más frecuente el descuido. Los  padres que normalmente no llevan a la guardería a su hijo, es probable que al subir al auto estén en “automático” y sigan con su rutina habitual.

Hacer una tarea sin pensar se llama memoria motriz y es una acción que el cerebro realiza para liberar espacio y pensar en las tareas futuras.  No hay un perfil de padres que olvidan a su hijo en el automóvil, le puede pasar a cualquiera sin importar raza, género, niveles de ingresos, educación o personalidad.

En un estudio, Diamond, identificó las circunstancias que pueden conducir a este olvido:

1) El conductor pierde consciencia de la presencia del niño.

2) El conductor muestra una falla en el sistema de memoria prospectiva en el cerebro.

3) Intervienen eventos estresantes y distractores durante el trayecto.

4) Existen cambios en la rutina y el cerebro actúa en automático.

5) El conductor está bajo estrés o cansancio excesivo.

6) El conductor está haciendo varias cosas a la vez.

Puede afectar a padres estresados y cansados

A veces el “piloto” se activa, incluso antes de haber completado la tarea de rutina, como el caso de Juan Rodríguez, padre de Luna y Phoenix, que dejó a sus mellizos en el estacionamiento de su trabajo por 8 horas.

Como todos los días debía dejarlos en la guardería, pero ese día algo ocurrió en su mente que lo llevó a pensar que ya los había dejado y se dirigió directo al trabajo.

El Dr Diamond le explicó al New York Times lo siguiente: “Rodríguez fue víctima del Síndrome del Bebé Olvidado, que provoca que los padres estén convencidos que han dejado a sus bebés pequeños en un lugar seguro, pero en realidad siguen en el asiento trasero del automóvil”

“Esta situación puede desencadenarse cuando el padre o madre están bajo mucho estrés y cansancio y es más común de lo que se cree. Desde 1998 alrededor de 440 niños han muerto por golpe de calor al encontrase atrapados en un vehículo en Estados Unidos”.

La firma de abogados The Carlson Law Firm realizó una estadística sobre las circunstancias comunes de bebés olvidados en el auto.

Desconocido: 1%

Intencional: 17%

Acceso: 28%

Olvido: 54%

La misma firma hizo un análisis del promedio de fallecimientos de pequeños por estas causas. Increíblemente la cifra es estable, alrededor de 37 niños al año mueren por insolación vehicular.

Puede pasarle a cualquiera

Yo también he pensado, “¿A qué clase de padres les pasa eso?”, pero la verdad es que podría pasar a cualquiera, incluso al más amoroso y organizado de los padres.

Tras cruzar estudios neurológicos, cognitivos y de comportamiento, David Diamond concluye: No es un problema de negligencia, sino de memoria. La respuesta más común es que solamente padres negligentes o malos olvidan a sus hijos en el auto pero no es así. Es una cuestión de circunstancias. Podría pasarle a cualquiera”, dice.

¿Te imaginas el dolor y la culpa de los papás que sufren algo así?  Melissa, esposa de Juan Rodríguez envío un comunicado a NBC New York en el que expresó la trágica pesadilla:

 “Nunca superaré esta pérdida y sé que él nunca se perdonará a sí mismo por este error… Este fue un accidente horrible, y lo necesito a mi lado para pasar por esto juntos. Aunque me duele más de lo que nunca imaginé posible, todavía amo a mi esposo. Es una buena persona y un gran padre, y sé que nunca habría hecho nada para lastimar a nuestros hijos intencionalmente”, explicó la mujer.

Publicidad